Diario Vasco

El 'Titanic', atrapado en una red gigante

Coste. La colocación de la red ha costado 15.000 euros y ha sido sufragado por los vecinos.
Coste. La colocación de la red ha costado 15.000 euros y ha sido sufragado por los vecinos. / A.Z.
  • Los vecinos pretenden minimizar el riesgo por el desprendimiento de losas de la fachada

  • Una malla cubre las ocho plantas de uno de los bloques de VPO de Santa Ana

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

La vida a través de una red, eso es lo que ven las 19 familias del bloque número 2 de las VPO de la calle Santa Ana desde hace unos días cada vez que miran a través de las ventanas de sus casas. Una gigantesca red cubre de arriba abajo este edificio de ocho plantas, convirtiendo el bloque en el centro de atención de los elgoibartarras que transitan por la zona. Tras este espectacular montaje se esconde un litigio que enfrenta a los propietarios con Visesa, la sociedad dependiente del Gobierno Vasco encargada de la promoción de la vivienda pública en la Comunidad Autónoma Vasca.

El bloque numero 2 se encuadra en una promoción de Visesa formada por un total de 99 viviendas y conocida popularmente como 'Titanic'. El proyecto cuenta entre sus particularidades con una fachada ventilada formada por losas de piedra natural de color negro ancladas a la pared. Esa misma fachada que hizo tan notoria la construcción es ahora motivo de controversia entre los vecinos del bloque 2 y Visesa.

Según el relato de uno de los residentes en el bloque, hace aproximadamente año y medio varias losas se desprendieron, cayendo sobre la vía pública, y otras tuvieron que ser retiradas por una empresa contratada por los propios vecinos ante el riesgo que representaban para los viandantes que transitaban por la zona. Alarmados por la situación, se pusieron en contacto con Visesa para reclamarles una solución que, a día de hoy, sigue sin llegar.

«Estamos ante el caso típico de un propietario que adquiere una vivienda con la garantía de que lo que se le entrega está perfectamente ejecutado y se encuentra con que presenta defectos en la construcción», manifestó Francisco del Nozal, el abogado eibartarra que los propietarios han contratado para llevar adelante tanto este contencioso con Visesa como otros relacionados con problemas de humedad existentes en esa misma propiedad.

Los propietarios apoyan sus demandas de una solución a Visesa en dos informes técnicos que indican que las labores de instalación de las losas de la fachada no se realizaron correctamente. «Los informes acreditan que no se han seguido las pautas técnicas marcadas por el fabricante para la colocación de las losas y constatan que faltan algunos de los elementos de sujeción necesarios para este tipo de construcciones», explicó el abogado eibartarra.

«En uno de los informes se apunta también que el grosor de las placas no se corresponde con la lógica que impone el fabricante y las losas retiradas nos han permitido ver que hay zonas que carecen del aislamiento térmico que marcaba el proyecto. En definitiva, lo ejecutado no se corresponde con lo proyectado, con lo cual nos encontramos antes unas deficiencias no justificadas que, sumadas las unas a las otras, nos permiten decir que algo no ha funcionado como debería», detalló.

La versión de Visesa difiere de la de los propietarios. Su director general, Carlos Quindós, se mostró conciliador así como dispuesto a analizar el problema y a encontrar una solución, pero no dudó al afirmar que la fachada había sido bien ejecutada. «Los datos que he recabado por parte de los técnicos y lo que yo mismo vi en la visita que cursé a Elgoibar a principios de este mes me reafirman en que la fachada fue ejecutada de manera impecable».

Discrepancias con Visesa

Quindós destacó que, durante su visita, pudo constatar que las losas que faltaban de la pared no se habían desprendido de forma natural y remarcó la buena respuesta de la fachada a los vendavales que hubo en Elgoibar el pasado mes de febrero. «El 12 de febrero soplaron vientos de 102 km/h en Elgoibar. Al día siguiente, un técnico de Visesa acudió a ver su incidencia y lo que comprobó es que la fachada estaba incólume, salvo por la ausencia de las piezas desprendidas de manera no natural por alguien con anterioridad. El 13 de febrero el viento alcanzó una velocidad de 122 km/h y, en su nueva visita a Elgoibar, el técnico observó que nada había cambiado; solo faltaban las losas que ya no estaban antes».

El abogado de los vecinos, Francisco del Nozal, manifestó que los pasos que están dando los propietarios son debidamente documentados y notificados a Visesa, incluida la contratación de la empresa que retiró las losas que presentaban riesgo de desprenderse, pero la falta de respuestas a los requerimientos para que actué sobre la fachada les ha llevado a adoptar la decisión de cubrirla con una gigantesca red, una operación que ha supuesto un desembolso de 15.000 euros a los vecinos.

«Es una medida de precaución para evitar posibles accidentes que vamos a mantener por espacio de dos años, que es el tiempo que calculamos que puede durar este litigio si llega a los tribunales. Mientras Visesa no asuma las obras o no haya una sentencia judicial en un sentido u otro, los propietarios no darán el paso de actuar sobre la fachada. Mientras tanto, estamos recabando cuanta información podemos para dar forma a una demanda contra Visesa en previsión de que no haya un acuerdo previo», señaló el letrado de los vecinos del edificio afectado.

El Director General de Visesa Carlos Quindós puso en valor la política de defensa de sus clientes que, según señaló, rige el funcionamiento de la entidad desde su fundación. Asimismo, quiso mandar un mensaje de tranquilidad a los vecinos y hacer patente la voluntad de la entidad que dirige de dar respuesta a esta situación. «Visesa no va a renunciar a buscar una salida a este tema», explicó.

«En ese camino juega un papel fundamental la reunión de los agentes implicados en el desarrollo del proyecto que dio lugar a la construcción de las VPO de Santa Ana, desde la dirección de obra, al director de la ejecución de la obra, pasando por la empresa constructora y la Oficina de Control Técnico. Esa reunión no se ha producido a día de hoy pero cuando tenga lugar contaremos con información para ver cuál es el problema, qué pasos hay de que dar para encontrar una solución y quién es el responsable final», concluyó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate