Diario Vasco

Otro modo de ver Elgoibar

Explicación. La geóloga Inma Mugerza, en un alto durante el recorrido por el casco urbano.
Explicación. La geóloga Inma Mugerza, en un alto durante el recorrido por el casco urbano. / AITOR
  • GEOelgoibar busca acercar la Geología a la ciudadanía a través de visitas guiadas

  • Los asistentes se encontraron con fósiles y piedras con millones de años en calles y edificios durante el recorrido

«¿Pero qué están mirando?». Esa fue la pregunta que se hizo más de un elgoibartarra al cruzarse con el grupo que participaba en la visita guiada que la geóloga elgoibartarra Inma Mugerza dirigió por las calles de Elgoibar la tarde del pasado martes. Los participantes en el recorrido atendían a sus comentarios mientras posaban su mirada en los distintos puntos de las fachadas y del suelo del casco urbano que Mugerza alumbraba con una linterna, para sorpresa de los paseantes, que no terminaban de entender qué estaba sucediendo allí.

La explicación está en 'GEOelgoibar', una original propuesta de la geóloga elgoibartarra que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Elgoibar y que tiene como objeto acercarse al mundo de la Geología a partir de las características y los secretos que guardan las piedras que se utilizaron para construir las calles y los edificios que hoy dan forma a esta localidad. «Los pueblos y ciudades en los que vivimos se han construido con materiales que tienen una enorme antigüedad. Caminamos por ellos totalmente ajenos a lo que atesoran, y lo cierto es que en un montón de portales y en las distintas calles de Elgoibar podemos encontrar los más variados tipos de rocas y fósiles que tienen millones de años. Las rocas rojas que se utilizaron en la construcción de las calles San Franzisko, San Bartolomé y Errosario, por ejemplo, guardan fósiles del periodo Cretácico, con 100 millones de años de antigüedad, que no son sino vestigios de vida animal en fondos marinos», manifestó la geóloga elgoibartarra.

La visita se inició en el pórtico de la casa consistorial y, en cada nuevo alto, los asistentes fueron conociendo las particularidades geológicas de los materiales utilizados en la construcción de un edificio en concreto o de una calle. La presencia de materiales que en su origen formaron parte del fondo marino y de otros que llegaron a la corteza terrestre en forma de roca incandescente que terminó cristalizando fue detallada por Inma Mugerza durante la marcha. La caliza de Markina, erróneamente conocida como mármol negro, presente en la plaza Kalegoen, y la caliza gris de Lastur y las losas rojas del Baztan utilizadas en la construcción de las calles San Bartolomé, Errosario y San Franzisko contaron con un especial protagonismo en el recorrido, al igual que las fachadas de edificios con granitos originarios de Canadá, Egipto y Finlandia. «Hay materiales que han llegado a Elgoibar de los países más lejanos, y otros que han sido extraídos de canteras del País Vasco y han terminado a miles de kilómetros de aquí», explicaba la geóloga elgoibartarra a los asistentes. «Un ejemplo lo tenemos en la caliza negra de Markina y la caliza roja de Ereño, dos tipos de roca que se pueden encontrar en distintos elementos urbanos de Elgoibar y que están presentes en La Kaaba, la construcción sagrada del islamismo y centro de peregrinación de La Meca, y en El Vaticano, respectivamente», explicó Mugerza.

Entre alto y alto, la visita fue avanzando por el centro del casco urbano camino del parque de Maala, donde se dio por finalizada. Sin embargo, esta experiencia no concluye aquí ya que en el ánimo de Inma Mugerza y el Ayuntamiento de Elgoibar está volver a organizar un recorrido similar más adelante.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate