Diario Vasco
Ritmo. Gorriti, con los timbales que toca en los conciertos.
Ritmo. Gorriti, con los timbales que toca en los conciertos. / AITOR

Ricardo Gorriti: «Había pocos medios pero mucha afición por aprender música»

  • La Banda de Música homenajea hoy al percusionista al cumplir 50 años como componente de esta agrupación

Ricardo Gorriti era un niño cuando tocó por primera vez con la Banda de Música de Elgoibar. Ha pasado medio siglo desde aquel lejano debut bajo la dirección de la batuta de José Zubiaurre 'Balle' y sus compañeros en la Banda de Música se lo recordarán en el homenaje que le ofrecerán durante el concierto en honor a Santa Cecilia que va a tener lugar en el Herriko Antzokia hoy, a las 12.30 horas.

-Hace 50 años que se produjo su debut como componente de la Banda de Música. ¿Cómo recuerda aquel primer día?

-Debuté en una sesión de bailables, en el mes de mayo de 1966. Tenía 13 años y recuerdo que toqué con pantalones cortos. Llevaba un tiempo aprendiendo a tocar el tambor con Julio Bueno y pensó que ya estaba en condiciones de entrar en la Banda de Elgoibar. Se lo planteó a José Zubiaurre 'Balle' y éste aceptó mi incorporación

-¿Cuáles fueron sus inicios en el mundo de la música?

-Empecé aprendiendo solfeo en casa de 'Balle'. Luego seguí adelante con mi tío, Antonio Azpiazu. Solía aprovechar el descanso del mediodía para darnos unas clases de 20 minutos a sus dos hijos, Antonio y Marí Carmen, y a mí, antes de volver a su puesto de trabajo en Sigma. Como a mi siempre me había gustado el tema de la percusión, más adelante empecé a ir a casa de Julio Bueno por las noches a aprender a tocar el tambor.

-Veo que su aprendizaje es muy distinto al de los jóvenes que se forman en la actualidad.

-Aquello no tenía nada que ver con lo de ahora. Entonces había pocos medios; no había ni conservatorio ni escuela de música. Teníamos mucha afición y la única forma de aprender era con la ayuda de otros músicos veteranos

-Sus cinco décadas en la Banda de Música le permiten tener una visión muy clara de cómo ha evolucionado esta agrupación. ¿Qué futuro le augura?

-En aquel tiempo la Banda de Música no estaba en su mejor momento. Tenía muy pocos miembros. Hoy en día tiene un nivel impresionante. En todos los años que llevo en la Banda de Música nunca la he visto tan bien como ahora. Creo que tiene un futuro muy bueno por delante. Hoy en día tenemos la ventaja de contar con una escuela de música en Elgoibar. Eso te permite ir dando entrada a nuevos miembros cada vez que hacen falta. Si a eso le sumas el excepcional ambiente que hay en el grupo, a pesar de la diferencia de edad de sus miembros, no queda me otro remedio que decir que el futuro es muy positivo

-En su trayectoria vemos que no solo ha tocado con la Banda de Música.

-He tocado con los txistularis, con los dulzaineros de Elgoibar y con la txaranga Mauxitxa. También estuve muchos años acompañando a Gelatxo de romería en romería y de pueblo en pueblo. Yo tocaba la batería. Entonces no había clases para aprender a tocar este instrumento y me formé yendo a verbenas y a actuaciones en las que había grupos con batería. Me fijaba en cómo tocaban, trataba de memorizar los ritmos y luego ensayaba por mi cuenta hasta dominarlos. Entre los conciertos de la banda, las romerías y las bodas en las que acompañaba a Gelatxo o a otros músicos, dependiendo de las necesidades de músicos que hubiera, tenía todos los fines de semana del año ocupados. Era tal la demanda de música en directo que había en aquellos tiempos que hubo muchos días en los que tuve que actuar en un sitio por la mañana y en otro por la tarde.

-Nervioso al saberse protagonista del concierto del domingo.

-Tengo muchas tablas. He actuado en muchos escenarios. A los 11 años actué en televisión, cuando todavía era en blanco y negro y sólo había una cadena. Era un festival de Navidad que se grabó en Vitoria y en el que acompañé con el tambor a Txomin Mujika, que tocaba el txistu. He actuado hasta delante de Papa Juan Pablo II, en el año 1995, así que, en principio, espero el homenaje con tranquilidad.

-Piensa ya en la retirada.

-Yo me encuentro muy bien. Habrá que ir viendo sobre la marcha cuándo llega ese momento. De momento sólo pienso en seguir.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate