Diario Vasco

Las obras de la calle Trenbide encaran su recta final

Cambios. Trenbide contará con una isleta para aparcamiento entre los carriles de circulación.
Cambios. Trenbide contará con una isleta para aparcamiento entre los carriles de circulación. / AITOR
  • La calle Bernardo Ezenarro se cerrará al tráfico del 7 al 11 de noviembre para realizar las labores de asfaltado y pintado de la calzada

La remodelación de la calle Trenbide encara su recta final con las labores de asfaltado que se van a llevar a cabo la próxima semana, siempre que la climatología muestre su cara más bonancible. Una vez concluidas, la zona quedará abierta totalmente al trafico de vehículos, recuperando su condición de eje vertebrador entre el centro del casco urbano y las zonas de San Roke y Arregitorre.

El asfaltado de la calzada en las calles Bernardo Ezenarro (desde el portal número 1 hasta el Centro de Salud) y Trenbide (del portal número 7 al 23) dará inicio el día 7 y se prolongará hasta el 11 de noviembre. La calle Bernardo Ezenarro quedará cerrada al paso para todo tipo de vehículos durante esos días, con la salvedad de aquellos que tengan que acceder a alguno de los garajes existentes en ese punto. Además, el asfaltado y el cierre de la calle Bernardo Ezenarro conllevará el cambio del sentido de la circulación por el puente situado sobre la línea del ferrocarril, quedando permitido transitar únicamente desde San Roke hacia la calle Trenbide y no en sentido inverso, como sucedía hasta la fecha.

Pese a las obras, la calle Trenbide no se cerrará al tráfico en ningún momento. Las labores de asfaltado se van a realizar en dos fases, asfaltándose en primer lugar una mitad de la calzada y, en segundo, la otra, lo que permitirá alternar el uso de los carriles para el tránsito de los vehículos. Sin embargo, la calle seguirá siendo de sentido único (calle Trenbide-rotonda de Santa Ana) hasta que las obras estén finalizadas, momento en el que entrarán en funcionamiento los carriles de doble sentido.

Los trabajos a realizar la próxima semana conllevarán también la eliminación de la zona de aparcamiento provisional que se había habilitado en la calle Bernardo Ezenarro. La que no cambia es la zona de estacionamiento del puente de la calle Trenbide, que podrá seguir siendo utilizada por los conductores a lo largo de la próxima semana.

Presupuesto de ejecución

El proyecto diseñado para las calle Trenbide y Bernardo Ezenarro cuenta con un presupuesto que ronda los 156.000 euros y, a su conclusión, los elgoibartarras se encontrarán con un espacio que incorporará notables cambios con respecto al que existía hasta la fecha. El más relevante de todos ellos es la habilitación de una isleta entre los carriles de circulación en la que los conductores podrán estacionar sus vehículos. Una vez finalizadas las obras, la calle Trenbide contará con plazas de aparcamiento junto a las casas, en la isleta central que se ha habilitado entre los dos carriles para la circulación de los vehículos y junto al murete de la estación Euskotren.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate