Diario Vasco
Prueba exigente. Iban Murua, en pleno esfuerzo, montaña arriba.
Prueba exigente. Iban Murua, en pleno esfuerzo, montaña arriba.

Iban Murua (Corredor de montaña): «La bicicleta es ahora una parte importante en mi preparación»

  • El deportista elgoibartarra se ha proclamado campeón de Euskal Herria de Kilómetros Verticales

Iban Murua luce la txapela de campeón de la Copa Euskal Herria de Kilómetros Verticales desde el pasado domingo. El elgoibartarra se impuso en la Subida a Araia-Aratz, última de las cinco pruebas que componen esta competición, poniendo la rúbrica a una campaña en la que ha ganado, además, las carreras de Zegama y Azpeitia. El título de Murua es el premio a una temporada en la que ha estado bajo la dirección de Aitor Osa, responsable en buena medida del logro del elgoibartarra. Murua, que sucede en el palmarés de campeones a Iñigo Lariz, no ha sido el único elgoibartarra que ha tenido un destacado papel en esta competición ya que Ainhoa Lendinez se alzó con el subcampeonato vasco en la categoría femenina.

-¿Supongo que muy contento con el balance de la temporada?

-Ha sido inmejorable. No esperaba tan buen resultado. Cuando empecé a entrenar con Aitor Osa estaba convencido de que iba a mejorar, pero no tanto. Con la victoria en la subida a Kalamua vi que mi rendimiento había aumentado y confirmé esta sensación al ganar el kilómetro vertical de Butreaitz. Era evidente que había dado un salto de calidad. Empecé a creer en mi.

-Lleva varios años corriendo y participando en este tipo de pruebas. ¿Cuáles han sido los cambios más significativos en su preparación este último año bajo la dirección de Osa?

-He integrado mucho la bicicleta en mis entrenamientos. Si el tiempo acompaña, salgo a la carretera. Si hace malo o los días se acortan, como va a pasar ahora con el cambio de horario, tiro del entrenamiento en casa con el rodillo. Ahora mi preparación es más sistemática. Cada día tengo un tipo de entrenamiento determinado: si toca bicicleta, hago bicicleta, si toca ir al monte, voy al monte, y si toca descansar, descanso.

-¿Qué otros cambios ha incorporado Osa a su preparación?

-También me ha llamado la atención que no incluya las series en cuestas en la preparación. Los competidores en este tipo de pruebas tenemos asumido que hay que hacer series y series en zonas con dureza para encarar estas carreras con garantías, pero Osa me planteó otro modelo de preparación. Sabe que mi zona de entrenamiento es Karakate y lo que me recomienda, por ejemplo, es subir hasta la antena y seguir corriendo media hora más antes de volver a casa, sin necesidad de hacer series. Al día siguiente, puede marcarme una hora de rodillo con la bicicleta para descargar las piernas, cuando lo que yo hacía antes era ir días seguidos a Karakate pensando que era lo que le convenía a mi puesta a punto.

-La txapela de campeón de Euskadi ya está en casa. ¿Cuáles son sus retos cara al futuro?

-Mi meta este año era demostrarme a mi mismo mi nivel compitiendo en casa. A mi modo de ver, antes de salir fuera a competir, primero tienes que ganar en casa. ¿El próximo año? Igual me animo a competir fuera.

-En el horizonte se vislumbra ya la Subida a Karakate. ¿Animado a mejorar el tercer lugar de 2015 el próximo 20 de noviembre?

-Habrá que ver. Intentaré hacerlo lo mejor posible, pero no se me escapa que el gran rival y favorito para volver a ganar está en casa. Iñigo Lariz ya me ganó en la Subida al Anboto, haciendo, además, un tiempo sensacional. ¡Me pasó como un misil! Mi reto es mejorar el tiempo del año pasado y esperar a ver cómo va la carrera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate