Diario Vasco

Artesanía con sabor muy local

Manualidades. José Membrillera mostrando a unos clientes las manualidades que fabrica en su taller.
Manualidades. José Membrillera mostrando a unos clientes las manualidades que fabrica en su taller. / FOTOS AITOR
  • Maala exhibió ayer el trabajo de 11 artesanos de la localidad en la III Feria de Artesanía de Elgoibar

El parque de Maala se convirtió en un escaparate de la producción artesana de Elgoibar a lo largo de la mañana de ayer. Once artesanos de la localidad mostraron sus productos en una feria a la que le costó arrancar debido, principalmente, al frío que le acompañó en su apertura, a las 10.30. La cita de ayer sirvió también para el estreno del parque de Maala como marco de la feria en sustitución de Lekueder, que acogió las dos ediciones anteriores.

Tal y como se ha señalado, el frío de las primeras horas de la mañana de ayer en Elgoibar se dejó sentir también en la feria. «A la gente le ha costado animarse a salir. La verdad es que al principio de la mañana hacía bastante frío. Ahora, con sol y una temperatura muy agradable, se ve que hay más gente», comentaba la pintora Emi Nogales en su colorido puesto rodeado por las 'princesas sin corona', las niñas que protagonizan sus cuadros, pequeños medallones, broches y bolsos fabricado por ella.

La decisión de trasladar la feria de Lekueder también fue motivo de valoración entre los artesanos. Emi Nogales se mostró satisfecha con el cambio. «Maala está mejor acondicionado. Es más espacioso y luminoso. Prefiero este lugar, bajo la cubierta, que la carpa en la que se ha solido montar la feria estos últimos años».

A su lado, Xabi Isasti compartía la postura de Emi Nogales con respecto a la calidad del emplazamiento pero, a su modo de ver, la afluencia de público se ha visto resentida. «En Maala se ha hecho una inversión importante y veo lógico que se quiera sacar rendimiento a la cubierta. El parque ha quedado muy bien pero tengo la impresión de que en Lekueder ha solido acudir más gente a esta feria», manifestó Isasti, un fontanero que se inició en la artesanía en 2008, cuando se quedó sin trabajo. Desde entonces hasta aquí se ha especializado en la talla de madera y el pirograbado, aunque también se fabrica trofeos y relojes con motivos de todo tipo y figuras hechas a partir de resina. «A la muestra he traído, entre otras cosas, un gran reloj con el escudo de la Real Sociedad que irá a un bar de Eibar, y trofeos en forma de pala que se entregarán tras las finales del Torneo de Pala Mixto que se disputa en Elgoibar».

Originales trabajos con telas, broches y colgantes de todo tipo, finos trabajos de joyería y jabones artesanos completaban la oferta de lo que ayer se vio en Maala, un variado muestrario que sirvió para que la artesanía local se reivindicara.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate