Diario Vasco

La Feria del Stock se muda con éxito

Gente. La feria contó con una gran afluencia de clientes.
Gente. La feria contó con una gran afluencia de clientes.
  • Clientes y comerciantes acogieron con agrado el cambio de emplazamiento de Lekueder a Maala

El espacio cubierto de Maala salvó con muy buena nota su estreno como marco de la Feria del Stock de Elgoibar. Después de muchos años con la plaza Kalegoen y el parque de Lekueder como escenario, Maala les tomó ayer el relevo y el balance no pudo ser más positivo a tenor de los comentarios de los comerciantes y de los propios clientes al final de la feria.

Los 17 puestos que este año han tomado parte en la Feria del Stock organizada por Txankakua comenzaron a atender a sus primeros clientes a las 10.00. Desde primera hora se pudo ver que la afluencia de público iba a ser importante, tal y como señalaron en el puesto de Sara Jantzidenda al final de la feria. «La gente ha respondido muy bien y, además, desde primeras horas de la mañana. Eso se ha dejado sentir en las ventas, que han sido buenas».

El cambio de emplazamiento de una zona como Lekueder, situada a muy pocos metros de un espacio tan céntrico como Kalegoen, hacía temer que se notara en la afluencia de público, pero nada más lejos de la realidad. La asistencia fue muy alta y a ello pudieron ayudar las peculiaridades del parque cubierto de Maala. «La carpa que solíamos utilizar en Lekueder daba más sensación de agobio. Aquí nos encontramos en una zona más espaciosa, más abierta y más luminosa, lo que ha animado a la gente a venir», señalaron desde la organización de la feria. Las responsables del puesto de la pastelería Muruamendiaraz abundaban en esta idea. «Nosotras hubiéramos preferido que la feria se hubiera hecho en Lekueder ya que está más cerca de nuestra pastelería y eso nos ayuda en el tema del transporte del género, pero lo cierto es que, al final, la feria ha ido bien. Estamos contentas por cómo han ido las ventas y por la cantidad de gente que se ha acercado a Maala».

Animado sorteo

El cierre de la feria se vio acompañado por el sorteo de seis vales de compra de una cuantía de 100 euros cada uno. Habitualmente, la obligación de los poseedores de los números agraciados de estar presentes en la Feria del Stock para acceder a los premios ha dado lugar a numerosas repeticiones del sorteo hasta la aparición de los seis afortunados. En esta ocasión, sin embargo, la suerte quiso que todo fuera más rápido y tan sólo hicieron falta tres tandas de números para repartir los premios, para alegría de los afortunados y decepción de los numerosos elgoibartarras que se dieron cita en Maala en busca de una fortuna que no llegó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate