Los vecinos de Errekatxu solicitan la mejora de la accesibilidad a sus casas

Los vecinos pueden realizar peticiones al Ayuntamiento.
/F. MORQUECHO
Los vecinos pueden realizar peticiones al Ayuntamiento. / F. MORQUECHO

Un total de 120 personas han asistido a las tres reuniones de barrio

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

Un total de 120 personas han asistido a las tres reuniones de barrio celebradas esta semana, para recoger sugerencias de los vecinos. De momento, las reuniones han tenido lugar en la parte baja, en el centro y en Legarre. En el primero de los casos, en Beheko tokia, asistieron cerca de 60 personas; en Legarre, 25, y en Untzaga, 35.

En la mayoría de los casos se repitieron las mismas peticiones referidas a los aspectos de limpieza, aparcamiento, ruidos de los bares y deficiencias en el mobiliario urbano, entre otras. No obstante, hubo un clamor en la petición de la mejora de la accesibilidad hacia Portalea y la parte alta, en el caso de que no se llevara a cabo la urbanización de Errekatxu.

Como se recordará, una constructora había planteado la construcción de una urbanización que supondría el derribo de las viviendas existentes, al aprobarse un proyecto de regeneración urbana, pero que finalmente, por la crisis inmobiliaria no pudo llevarse a cabo. El nuevo proyecto se comprometía a realojar a todos los vecinos, pero finalmente fracasó, dejando a los vecinos de esas calles sin poder llevar actuaciones de mejora, ni de venta, al seguir calificadas como de fuera de ordenación.

Junto a ello, el Ayuntamiento no podía recalificarlas debido a que diferentes promotoras tienen adquiridos terrenos, con lo que habría que indemnizarlos, con fuertes sumas, si se aprobase una vuelta a la antigua calificación. Ante esta situación, los vecinos plantearon que si la segunda promotora no está dispuesta a llevar a cabo la regeneración de toda la zona, que se procediese a la mejora de la accesibilidad con la construcción de rampas o ascensores. Así, se plantearon tres puntos diferentes: desde Ifar-Kale, con la construcción de rampas, o desde Txikito de Eibar, al tiempo que se pidió la ejecución de los ascensores o una conexión, desde el hueco existente frente a la salida de la calle San Agustín, junto a la carnicería Oberena.

Igualmente, desde la parte baja, los vecinos de Barrena han hecho especial énfasis «en la necesidad de mejora de la seguridad vial de la calle», así como la limpieza del río, junto con un apartado de la mejora de la iluminación detrás de Lidl». Dentro de las novedades también estaba una, desde Legarre, en la que proponían un embellecimiento de las paredes, para lo que se pretendía organizar un concurso sobre los materiales más convenientes, sea con plantas colgando o con graffitis.

Los encuentros han permitido que, en el marco del plan municipal de impulsar la participación ciudadana, el Ayuntamiento haya dado cuenta de los denominados 'presupuestos participativos', mediante los que los vecinos podrán decidir sobre el destino que se les dará a 800.000 euros en el año 2018.

Entre las reuniones previstas está la celebración de una cuarta cita en el teatro Coliseo el martes 14 de noviembre, destinada a los habitantes de la zona-centro baja. El miércoles día 15 de noviembre la reunión será en la parroquia de Amaña para los vecinos de este barrio. Y el 21 de noviembre se celebrará un encuentro para los ciudadanos de Ipurua en el Hogar del Jubilado de ese barrio. Finalmente, el 22 de noviembre terminará el ciclo con la reunión para Urki, que será en la parroquia del barrio. Todas las reuniones tienen lugar a las 19.00 horas.

Fotos

Vídeos