El Urbat salió derrotado en Irun ante un acertado Oiasso Bidasoa

El Urbat Urkotronik no estuvo bien en defensa, ofreció muchas facilidades al conjunto fronterizo.
/MORQUECHO
El Urbat Urkotronik no estuvo bien en defensa, ofreció muchas facilidades al conjunto fronterizo. / MORQUECHO

Los armeros, que cayeron 16-14, no pudieron con un rival que basó su triunfo en el boya brasileño Carecho

DV EIBAR.

Los equipos sénior del Urbat Urkotronik no tuvieron buena jornada, en cambio las formaciones de cantera estuvieron francamente bien. En la Primera División de la Liga Euskalherria masculina perdió el cuadro armero por 16-14 ante el Oiasso Bidasoa con unos parciales de 3-2; 4-3; 5-4 y 4-5. La historia se repite. El Urbat volvió a caer en la piscina de Azken Portu como en la pasada temporada. La atención en la fase defensiva no fue la correcta y pasó factura. Los eibarreses estuvieron por detrás en en marcador, no supo contener el bolla brasileño Icaro Carecho, auténtica espina clavada en el medio de la defensa eibarres, autor de seis goles. Ni con la zona, ni con el pressing y, sobre todo, sin apenas hacerle nadar en transición, el brasileño se encontró en todo momento en las condiciones ideales para dañar a los armeros. Por suerte, el equipo de Orbea salió de este partido sin lesionados ni sancionados y con una semana de entrenamiento por delante para estar en condiciones este sábado a las 20.30 horas en Orbea contra el Getxo.

El Urbat3H Urkotronik perdió 8-7 ante el Leioa B con un parcial de 2-2; 3-1; 1-3 y 2-0. El equipo femenino de Urbat3H, a pesar de haber competido muy bien en términos de resultado en casa de uno de los equipos más prestigiosos del panorama vasco femenino, puso en evidencia alguno de los errores que se manifiesta en el juego de las eibarresas en las últimas jornadas: ataques con poca movilidad y problemas a leer el juego en las situaciones de superioridad numérica. Este domingo a las 14.30 horas contra el Castellae de Burgos en Orbea, las féminas tendrán seguramente materia prima para poder mejorar su juego y empezar a escalar las posiciones.

Tanto los cadetes como los juveniles estrenaban la liga 17/18 contra el decano club pamplonés Larraina. Los armeros en ninguna de las dos categorías tuvieron el más mínimo problema, ganaron 26-3 los cadetes mixtos en Orbea y 6-22 los juveniles en Pamplona. El Urbat ha estado por encima de la situacion en ambo los casos. Por su parte, el equipo alevín ganó con claridad al Waterpolo Donostia en la primera jornada de la liga escolar de Gipuzkoa en la que el equipo eibarrés es vigente campeón.

Fotos

Vídeos