«Tratamos de llevar a cabo un lavado de cara del barrio»

El Ayuntamiento de Eibar viene impulsando, desde años atrás, una importante operación urbanística de reordenación y rehabilitación urbanística del barrio de Txonta, tras quedar fallidos dos proyectos de construcción de viviendas. Ahora se opta por la rehabilitación, denominada por el presidente del área de Urbanismo, Jon Iraola, «como un profundo lavado de cara -muy similar al realizado en el barrio Mogel-, en el que la mayor parte de las casas se consolidan, para llevar a cabo un amplio plan de rehabilitación energética y la construcción de una envolvente a las fachadas». Así, destacaba Iraola, «el fuerte esfuerzo municipal, dentro de una estrategia global y coordinada con el Gobierno Vasco, por conseguir que el barrio sea un ejemplo de lo que se viene denominando como ciudad 'verde' o 'Ecobarrio', «mediante el impulso de medidas de eficiencia energética, desarrollo de energías renovables, la movilidad baja en carbono y las infraestructuras inteligentes; elementos todos ellos tendentes a que se logre, de una manera sostenible, mejorar la calidad de vida de este barrio».

Para ello, este proyecto trata de abordar la rehabilitación edificatoria en materia de eficiencia energética y accesibilidad, la construcción de viviendas protegidas y alojamientos dotacionales de nueva planta, la regeneración urbana social y medioambientalmente sostenible con una visión integral, todo ello bajo la premisa de la participación de los residentes en el barrio.

En este aspecto, la concejala Ana Telleria habló de que «todas las actuaciones surgen del consenso con los vecinos». Así recordaba que «el Tribunal Superior del País Vasco tumbó la cuarta modificación del Plan General de Ordenación Urbana recurrida por una constructora que había adquirido terrenos, y aunque la sentencia le daba la razón a Amenabar, diciendo que la operación era económicamente inviable, podríamos haber recurrido, porque nuestros estudios decían lo contrario, pero no lo hicimos porque seguir adelante en esas circunstancias crearía una mayor incertidumbre a los vecinos del barrio, con lo que era necesario avanzar en la puesta en marcha del necesario proyecto de rehabilitación que ahora se impulsa y del que el área de Vivienda ha dado todo su apoyo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos