Sobres muy curiosos

Los cerca de 800 artículos recopiladas por Domínguez muestran la correspondencia que giraban las empresas, los propios vecinos, y también se recogen cartas que parecen postales con imagénes de Eibar, en lugar de sobres de Correos sobre diferentes puntos de la antigua villa. Algunos organismos llegaban a tener franquicias con su propio tapón especial por el cual quedaban eximidos de poner sellos. También en la exposición se muestra como las empresas grandes, que movían mucha correspondencia, tenían su propio contador por el cual entregaban las cartas, todas ellas con un número inscrito.

Igualmente, un aspecto curioso eran las censuras militares que aplicaron ambos bandos, en lucha, en la guerra, nacionales y republicanos, que se inmiscuían en la correspondencia de los vecinos, para controlar sus pasos inscribiendo en negro la inscripción: Censura Militar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos