PSE y PNV sellan un acuerdo presupuestario para este año

El presupuesto municipal de 2018 contará con el apoyo de socialistas y nacionalistas. / FÉLIX MORQUECHO
El presupuesto municipal de 2018 contará con el apoyo de socialistas y nacionalistas. / FÉLIX MORQUECHO

Los jeltzales votarán a favor por primera vez en esta legislatura de unas cuentas cuantificadas en 31,3 millones de euros. El documento de ingresos y gastos tendrá un apoyo mayoritario de los diez ediles del PSE y de los cinco del PNV

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El PSE-EE y PNV han cerrado un acuerdo sobre el presupuesto municipal de 2018 tras las negociaciones mantenidas con los diferentes grupos municipales. Este acuerdo garantiza la aprobación de las cuentas municipales de 2018 ya que a los votos favorables de los diez representantes socialistas en el Pleno se les sumarán los de los cinco nacionalistas vascos.

Para el PSE, la impresión que les causó el acuerdo era que «los presupuestos municipales contarán en este ejercicio con el apoyo explícito de una amplia mayoría del Pleno, lo cual valoramos como un éxito porque, sin palos en las ruedas, los proyectos que nos hemos propuesto ejecutar este año serán realidad antes», señalaba la presidenta de Hacienda, Ana Tellería, quien prosiguió diciendo que «también creemos que es una buena noticia para los eibarreses, que prefieren que sus representantes políticos hablen en los despachos sobre cómo colaborar para que Eibar mejore en lugar de tener diálogos de sordos a través de los medios».

El acuerdo logrado supone que, en un presupuesto municipal aproximado de 31 millones de euros, «el efecto presupuestario directo de lo acordado con el PNV es de alrededor de 995.000 euros», dijo Tellería.

Según el PSE-EE, «de esta cantidad, 237.000 euros son para acciones no contempladas en el borrador presupuestario del equipo de gobierno socialista, y planteadas por el PNV; y el resto, lo constituye la aceptación de enmiendas transaccionales, acordadas entre ambos grupos, o bien propuestadas por valor de 135.000 euros que los propios socialistas han incorporado a la negociación», expresaba Tellería.

El acuerdo entre ambos partidos supone, para el PSE, «un apoyo expreso al presupuesto por parte del PNV, y nos reafirma en nuestra convicción de que el proyecto de presupuesto que presentamos los socialistas en noviembre iba en la buena línea». Entre las enmiendas presentadas por el PNV y aceptadas por el equipo de gobierno, «y que tienen un efecto económico directo de 237.000 euros», figuran algunas tales como la propuesta de que el Ayuntamiento se asocie a la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), incrementos de las aportaciones a las comisiones de fiestas de los barrios rurales eibarreses, la creación de un espacio para la limpieza de bicicletas y la ampliación de un de parque infantil, según los socialistas.

Asimismo, y dentro del acuerdo entre los dos partidos, el PSE afirma haber introducido propuestas por un valor de 135.000 euros, todas ellas dirigidas al fomento del empleo y el desarrollo económico de la ciudad.

Por ello, la responsable de Hacienda, Telleria, incidía en que «con la incorporación de las enmiendas presentadas por el grupo municipal socialista, se reforzarán las líneas de ayudas a la contratación de personas desempleadas, las destinadas a la formación de desempleados para facilitar su reincorporación al mercado laboral o ayudas a las empresas para la realización de estudios de la mejora competitiva. Importante es así mismo la inyección económica que recibirán los programas para la creación, consolidación y sucesión de empresas, esto es, las ayudas a las empresas denominadas Ekin, Iraun y Osteko. Los desempleados, las empresas, y los emprendedores siempre han sido nuestro foco de atención», dijo Telleria.

«No es el nuestro»

Por su parte, desde las filas del PNV, Josu Mendicute apuntó que «hemos llegado un acuerdo con los socialistas que supera el alcanzado hace dos años y el umbral mínimo que nos habíamos marcado, con lo que se demuestra que se podía superar lo solicitado anteriormente». Valoraba, especialmente Mendicute «la introducción de 600.000 euros para iniciativas relacionadas con la reactivación económica y de empleo, además del plan de negocio del Polo Tecnológico de Eibar, o ayudas a la reforma de fachadas de empresas. Sin duda, no es nuestro presupuesto, pero hemos conseguido un documento con el que cualquier persona eibarresa que lo lea se sentirá identificada», Mendicute.

Las bases del acuerdo se cifraban en la incorporación de partidas presupuestarias que «hemos propuesto: 995.500 euros, partidas a incorporar, 323.000 euros, partida sin cargo a presupuesto; más 50.000 euros, un total de 1.368.500 euros, aunque existen acuerdos no cuantificados que podrán superar los dos millones de euros».

En este sentido, Mendicute invitó al restos de grupos a «superar los celos políticos» y participar en los acuerdos «para crear más y mejor empleo».

Por su parte, el presidente de la Junta Municipal del PNV, Eduardo Zubiaurre, fue especialmente crítico con la «pasividad y falta de dinamismo del actual gobierno municipal» por «no haber ejercido ningún liderazgo para el renacimiento de Eibar. El Plan Estratégico no puede ser un documento olvidado y es lo que estamos reivindicando desde el primer día».

El burukide local recordó que su formación siempre ha subrayado la necesidad de acometer las iniciativas recogidas en el Plan Estratégico «sin excusas ni las distracciones a las que están acostumbrados quienes ostentan el gobierno municipal, que lo único que hace es seguir acumulando remanente de tesorería sin que nadie sepa para qué», expresó Zubiaurre.

Resto de grupos

En cuanto al resto de grupos, EH Bildu mantenía como irrenunciable la puesta en marcha de una Escuela Taller, así como un Ekocenter. Por su parte, Irabazi, había presentado una enmienda a la totalidad, una vez que consideraba necesario la puesta en marcha de un albergue para transeúntes.

El presupuesto municipal de 2017 se aprobó en el pasado mes de abril, con una cifra global de 33,1 millones de euros, con los votos favorables del PSE-EE, las abstenciones de los ediles del PNV e Irabazi y los votos contrarios de EH Bildu.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos