Salsa mexicana al pincho ganador

Ganadores. Javier Amesti y Alfredo Mateos han recibido el premio del concurso de pinchos como «un subidón».
/FOTOS: FÉLIX MORQUECHO
Ganadores. Javier Amesti y Alfredo Mateos han recibido el premio del concurso de pinchos como «un subidón». / FOTOS: FÉLIX MORQUECHO

El bar Albert de la calle Txaltxa Zelai resultó vencedor del XIV Concurso de pinchos Premio San Andrés

FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

«Esta ha sido la historia de David contra Goliat». Los responsables del bar Albert llegaron al Concurso de pinchos Premio San Andrés con ilusión pero conscientes de que el nivel iba a ser alto. Sin embargo su propuesta convenció al jurado y el 'mojito de atún' es el bocado ganador. Un pincho sencillo en su preparación, fácil de comer y con una combinación de sabores sorprendente se llevó el premio de la edición número 14.

El Concurso de pinchos Premio San Andrés que organiza Arrate Kultur Elkartea con la colaboración del Ayuntamiento y Eibar Centro Comercial Abierto contó este año con 26 establecimientos. Cuando llegaron las bases al bar Albert tuvieron claro que participar era obligatorio. «Hemos cogido el bar en agosto, y una compañera nos advirtió que había que estar ahí, que la gente participa y que era algo interesante» recuerda el responsable, Javier Amesti. Efectivamente, en los días de concurso fueron muchos los clientes que pidieron el 'mojito de atún'. «El martes se pidió mucho, el miércoles algo menos, pero el jueves fue espectacular, pedían cinco, siete... Y gustó mucho» recuerda.

Ganador
Mojito de atún, bar Albert.
Mejor uso del producto local y/o de temporada
San, del Hirurok, dumpling de patas de euskal txerria con caldo casero.
Premio del público
Neguko kanapea, del Slow.

El pincho lleva una pieza de atún marinado sobre una versión particular, menos picante, de la salsa mexicana pico de gallo. A ello se suma un yogur con hierbabuena y el remate es el crujiente de una tortilla frita. «La idea vino de la inauguración del bar. Entonces ya usamos el pico de gallo y sorprendió mucho, y gustó» recuerdan. El cocinero Alfredo Mateos empezó a buscar la forma de llevar esos sabores a un pincho y realizaron varias probaturas hasta que dieron con la solución. «Probamos incluso con helado, pero no funcionaba. Y en el yogur encontramos la mezcla de sabores definitiva» apunta Mateos.

La noticia del premio ha supuesto «un subidón» en el bar Albert de la calle Txaltxa Zelai. «Sabíamos que el pincho que habíamos hecho era interesante, pero no nos esperábamos ganar. Tampoco teníamos referencias sobre lo que habían hecho en otros bares, pero sí sabemos que hay gente con mucha experiencia, con cocinas reconocidas... por eso esto ha sido la historia de David contra Goliat» apunta Alfredo Mateos.

El bar Albert cambió de manos este verano y el nuevo equipo ve el premio como un empujón a su andadura. A pesar de funcionar como restaurante con la cocina a pleno rendimiento, Amesti reconoce que «no somos un bar de pinchos pero poco a poco estamos metiendo algo, sobre todo con pinchos básicos». Sin embargo el 'mojito de atún' tiene varias ventajas. «Es un pincho sencillo. En una hora se pueden tener preparados los ingredientes, y montarlo cuesta un minuto. Además es un pincho que encaja en el precio, así que los fines de semana sí que lo vamos a tener listo».

El jurado del concurso estuvo formado por Rubén Erro, Unai Magunazelaia y Josu Giménez, que subrayaron la frescura, la combinación de sabores y el equilibrio del 'mojito de atún' del bar Albert. En la categoría de mejor uso del producto local el premio fue para el bar Hirurok de Errekatxu por el provecho sacado a la carne de cerdo. Finalmente el premio del público que se decide por votación popular correspondió este año al bar Slow de la calle Egogain. Los ganadores recibían su premio este jueves dentro de los actos de la feria de San Andrés. ¡Buen provecho!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos