El refuerzo de las casas del frontón Astelena cuesta 845.734 euros

Las casas del frontón acogen servicios municipales./MORQUECHO
Las casas del frontón acogen servicios municipales. / MORQUECHO

El Ayuntamiento estudia implantar servicios municipales en su interior

A.E.EIBAR.

El Ayuntamiento saca este mes a licitación las obras de consolidación estructural y restauración de la fachada del módulo residencial del frontón Astelena, con un presupuesto 845.734,97 euros. Este proyecto parte con un plazo de ejecución de seis meses.

El objetivo del Consistorio es llevar a cabo esta actuación urbanística que permitirá recuperar este inmueble de propiedad municipal, actualmente en desuso, situado en la calle Isasi, adosado al frontón eibarrés, para posibilitar, posteriormente, su utilización en aquellos servicios que el Ayuntamiento decida.

La obra planteada en el proyecto, que está englobado dentro de las actuaciones de mejoras en edificios municipales, consiste en el acondicionamiento de las instalaciones existentes afectadas, la estabilización de fachadas, el derribo de plantas incluida la cubierta y la ejecución de nuevas plantas con previsión de paso de instalaciones y hueco de ascensor.

Asimismo, se acometerá la rehabilitación de la fachada con aprovechamiento de elementos originales según su composición y grado de protección, una nueva red de evacuación de aguas pluviales y la previsión de red de aguas residuales.

El proyecto no contempla el acondicionamiento del edificio para un uso concreto, siendo su objetivo solucionar el problema que supone el estado de deterioro del mismo mediante su consolidación estructural.

Reforma en Isasi

Montante
El presupuesto de esta actuación de mejora de los edificios municipales de Isasi es de 845.734 euros y su plazo de ejecución será de seis meses.
Licitación
El Ayuntamiento abre el proceso de contratación de las obras este mes.
Usos
Está previsto que acojan servicios municipales, aunque posiblemente Andretxea, que ahora tiene su sede en Zezenbide, vaya a las casas del frontón al requerir un mayor espacio.

En ese sentido, se rehabilitará la estructura exterior y se dispondrán de nuevas plantas diáfanas siguiendo el esquema de las originales, cuyo uso posterior lo determinará el Ayuntamiento. Se proyecta, asimismo, un nuevo núcleo de comunicación que posibilite la instalación de un ascensor que resuelva la accesibilidad entre plantas.

La superficie total del edificio sobre el que se va a actuar es de 640 metros cuadrados, divididos entre los correspondientes al sótano (113 metros cuadrados), planta baja (225 metros), y plantas primera y segunda (cada una de ellas con 193 metros cuadrados).

Si bien el Ayuntamiento no ha definido los usos que se dará a este edificio tras su remodelación, las reflexiones que se han venido dando en los últimos meses en el seno del área municipal de Igualdad y en la Mesa de Mujer han barajado la posibilidad de ubicar en el renovado inmueble la Casa de la Mujer de Eibar (Andretxea), una idea que ya en su momento el alcalde, Miguel de los Toyos, consideró adecuada, «después del trabajo realizado por el Área de la Mujer, del crecimiento de las actividades e iniciativas desarrolladas y, en consecuencia, debido a las necesidades de más espacios, considero que la oportunidad que genera este edificio no debe ser desaprovechada».

En el seno del Pleno municipal se debatieron los usos que podría ofrecer el edificio antiguo. Entre los aspectos que más se incidieron fueron que las dimensiones reducidas de Andretxea para el creciente número de actividades y colectivos que presenta hacían recomendable la consecución de una nueva sede.

No obstante, durante el año 2018, se decidirán los usos definitivos, «aunque confío en que los grupos políticos municipales seremos capaces de asumir la demanda de los colectivos de la ciudad en defensa de la Igualdad. Yo, desde luego, creo que la oportunidad se aprovechará por todos», expresó De los Toyos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos