Quejas por el incremento de los robos y hurtos en la ciudad

A.E. EIBAR.

Comerciantes eibarreses han mostrado sus quejas por el incremento de robos en locales y establecimientos comerciales. En su mayoría los robos han afectado a las zonas de Legarre, Amaña, Urki y Urkizu. Curiosamente, en esta ocasión no han afectado al centro urbano, espacio que suele ser más habitual en este tipo de delitos. Esto ha hecho que la Policía Municipal y la Ertzaintza intensifiquen la vigilancia en las zonas antes mencionadas. De esta manera, se ha estado haciendo vigilancia a un grupo, en el barrio de Amaña, que presuntamente podrían ser los autores de dichos robos. En la mayor parte de los casos se trataba de dinero y objetos de valor. Con la intensificación de los controles, se pudo observar que los autores de los robos podían residir en Eibar, de cara a lo largo su identificación.

Imputados menores

Finalmente, tras muchos seguimientos se ha imputado de los hechos a cinco menores de edad, algunos de ellos estaban integrados en un centro tutelado por la Diputación.

Desde hace un año no se producían oleadas de robos hasta que se produjo la detención de un joven de Mendaro, G.A.M, por delitos cometidos en Eibar, Elgoibar y Deba. En total se le acusó de haber cometido nueve robos, en dichos municipios, justo en el momento que se investigaba la comisión de otros veinte delitos. G.A.M. residía en Elgoibar pero recorría toda la comarca para hacerse con lo ajeno allí donde podía. Un mes antes de la detención, fue localizado en el interior de el kiosko de prensa de la calle Estación. El propietario fue a abrir el kiosko y se topó con el delincuente en el interior, aunque logró escapar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos