El PSE propondrá la congelación de impuestos para 2018 y 2019

Los grupos políticos debatirán en Pleno las tasas e impuestos para el próximo ejercicio 2018./MORQUECHO
Los grupos políticos debatirán en Pleno las tasas e impuestos para el próximo ejercicio 2018. / MORQUECHO

El gobierno municipal mantiene que «las economías domésticas no están para hacer frente a nuevas subidas»

ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

El gobierno municipal de Eibar aboga por congelar las tasas e impuestos municipales en 2018 y 2019, si bien la concreción de los diferentes precios y tributos está pendiente de las negociaciones abiertas con los grupos de la oposición en el Ayuntamiento. Esta medida se viene aplicando en Eibar desde hace cuatro años, con el recrudecimiento de la crisis económica.

El equipo de gobierno socialista justifica esta medida en que «pese a que los indicadores económicos afirman que la crisis remite se puede comprobar que las economías domésticas se encuentra muy debilitadas y no están en situación de soportar el incremento de impuestos».

El mantenimiento de la presión fiscal trata de minimizar el impacto que pudiera tener la situación económica sobre las familias», según el PSE. El criterio que viene aplicando el Ayuntamiento en la aplicación de las tasas y precios públicos es fijar sus importes en función del IPC interanual, con el fin de llegar a una actualización de precios. El PSE mantiene que «en función de los pocos visos de reactivación de la economía se mantiene la congelación pese a que desde julio de 2016 a julio de 2017, el IPC experimentó una subida del 1.5 %».

La presión fiscal de Eibar es de 457,94 euros y la de Gipuzkoa, de 601,75 eurosDesde el Ayuntamiento se quiere mantener la capacidad recaudatoria para inversiones

Según indicaba el alcalde, Miguel de los Toyos, «seguimos recaudando lo mismo, pero la microeconomía doméstica no mejora frente a la macroeconomía. Tras una crisis cruenta como la vivida a las familias les cuesta salir a flote». No obstante, De los Toyos apuntaba la necesidad de «mantener la capacidad recaudatoria del Ayuntamiento con el fin de mantener los servicios y afrontar inversiones», con lo que justificaba el mantener las tasas e impuestos a un mismo nivel. Por ello, sugería de «llevar a cabo un esfuerzo compartido con la ciudadanía comprometida frente a los impuestos y tasas y al Ayuntamiento de dejarlos congelados en el mismo nivel que otros años».

Junto a ello, recordaba la menor presión fiscal existente en Eibar, de 457,94 euros, frente a la media de Gipuzkoa, de 601,75 euros, que justificaban también la adopción de la referida medida. Además, se establecen fórmulas de bonificación para familias desfavorecidas a la hora de afrontar los impuestos.

Debate en octubre

Los contribuyentes eibarreses ingresan una media de 8 millones de euros en concepto de tasas e impuestos al Ayuntamiento por la prestación de diferentes servicios, desde el impuesto de vehículos y bienes inmuebles y plusvalías, hasta las matrículas de las escuelas de dibujo y música, pasando por la grúa, el mercadillo, el precio de las terrazas de los bares y cafeterías o un buen número de conceptos que se abona a las arcas municipales. En principio, los grupos políticos tienen hasta este viernes la posibilidad de presentar sus propuestas. Después se abrirá un capítulo de negociaciones y será el día 16 de octubre, cuando se lleve a cabo el debate final en el Pleno extraordinario, en el que se aprobarán las tasas e impuestos para el 2018.

Más

Fotos

Vídeos