Un programa por iniciativa de una madre

El origen de este programa viene de la inquietud de una madre en el colegio Arrateko Andra Mari. En el curso 2015/2016 mostró su interés por formar un grupo de padres y madres con el que aprender euskera y consiguió el compromiso de una de las profesoras. Así se gestó una experiencia piloto que sirvió como inspiración para la campaña 'Gurasoak ere eskolara' que se puso en marcha un año después. El mero hecho de que las clases se desarrollen en un entorno conocido como el centro escolar donde cursan sus estudios los hijos se convirtió en aliciente para que más de 150 personas se interesaran por ello.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos