El presupuesto municipal superará los 32 millones, un 10% menos que el de 2017

La instalación de nueva hierba artificial en Unbe será una de las inversiones. / FÉLIX MORQUECHO
La instalación de nueva hierba artificial en Unbe será una de las inversiones. / FÉLIX MORQUECHO

Para el alcalde, el apoyo de 15 de los 21 concejales «garantiza un año de trabajo intenso para seguir mejorando Eibar». Salió adelante con los votos de PSE-EE y PNV, la oposición de EH Bildu y la abstención de Irabazi

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El Pleno del Ayuntamiento aprobó el presupuesto municipal, con los votos favorables de PSE-EE y PNV, por un importe de 32.357.193,19 euros, lo que supone una reducción del 10% respecto al del año pasado. EH Bildu votó en contra, mientras que Irabazi se abstuvo.

El alcalde, Miguel de los Toyos, valoró el respaldo que recibe el presupuesto «al contar con 15 votos favorables de los 21 posibles, con lo que creo que es una buena noticia para la sociedad eibarresa, pues garantiza un año de trabajo intenso para seguir mejorando la ciudad y seguir cumpliendo los retos a los que nos enfrentamos hace ya tres años, cuando nos presentamos a la ciudadanía eibarresa, con unos compromisos que queremos y vamos a cumplir, y con la aportación de los grupos municipales».

Importe
Aprobado un presupuesto, para este año, de 32.357.193,19 euros.
Votaciones
Contó con el voto a favor de PSE-EE y PNV; en contra, por parte de EH Bildu, y la abstención de Irabazi
Inversiones
6,1 millones de euros, de los que 800.000 quedan reservados a proyectos que presente la ciudadanía para impulsar la participación ciudadana.
Endeudamiento
12,36 %, cuando el nivel máximo que marca Diputación es del 77 %.

En esta dirección, De los Toyos valoró el grado de apoyo que recibe el presupuesto. «En su día valoramos como una huida hacia adelante la estrategia de Eibarko EH-Bildu en este proceso, pero entendemos que Eibarko EAJ-PNV ha hecho un ejercicio de responsabilidad y posibilismo, cambiando la estrategia del ejercicio pasado, donde sus enmiendas superaban los 5 millones de euros, por otra más realista y que vislumbraba un acuerdo más que posible».

Después de muchas negociaciones que se han alargado en el tiempo, «algo más de lo que las partes hubiéramos deseado, ha merecido la pena porque el acuerdo ha sido posible. En esta negociación, también han entrado las enmiendas que el propio grupo municipal del PSE-EE había presentado y que han formado parte del acuerdo», señaló el alcalde en la sesión.

Contención del gasto

De ahí que todos los acuerdos, con la aprobación de enmiendas, tienen su efecto inmediato en el presupuesto y unos compromisos de trabajo que, a lo largo del ejercicio, se irán concretando y comprometiendo su ejecución, aparte de haber elevado el borrador inicial del presupuesto. Esos acuerdos han hecho que se incremente el gasto en 995.500 euros, de los que 135.000 euros son fruto del acuerdo en las enmiendas socialistas, todas ellas del área de Desarrollo Económico, y 860.500 euros fruto del acuerdo o la transacción de los presupuestos nacionalistas.

Por otro lado, la reducción del 10% del presupuesto fue justificada por el PSE en «la necesidad de llevar a cabo ajustes en el gasto corriente, y para poder cumplir este ejercicio de contención, pero manteniendo el compromiso del personal municipal de seguir prestando los servicios públicos con la calidad, eficacia y eficiencia con la que siempre se han ofrecido».

Así, se recordó que ya con las ordenanzas fiscales aprobadas a final de año, el Pleno Municipal decidió congelarlas. «Sin ninguna duda, las recomendaciones técnicas buscaban evitar tener que plantear en este ejercicio un nuevo Plan Económico Financiero, pero el Pleno Municipal entendió que las secuelas de la crisis todavía tienen efectos negativos en amplias capas de la sociedad y que, por tanto, atendiendo a una buena salud financiera de nuestra institución, la congelación era la decisión más acertada políticamente», expresó el alcalde.

Pese a ello, el Ayuntamiento cuenta con la aportación, vía Fondo Foral de Financiación Municipal, de 18 millones de euros, que supondrá cuantitativamente la mayor cantidad de ingresos en las arcas locales.

Bajo endeudamiento

Por otro lado, las finanzas locales se encuentran con un bajo endeudamiento, del 9,58 % (12,36% después de incorporar las enmiendas), aunque el pasado año fue del 13,89% y los anteriores del 14,88; 18,80% y 21,35%, cifras muy moderadas «y con tendencia descendente, teniendo en cuenta que la Diputación Foral permite llegar hasta el 77%. Esto hay que ponerlo en valor, ya que hemos conseguido reducir significativamente la deuda a pesar de los años de crisis sufridos y sin hacer recortes en los servicios que prestamos al ciudadano».

Todo ello había posibilitado establecer un presupuesto con un marcado carácter social, «más necesario que nunca ya que la crisis que padecemos sigue afectando en diferentes grados a muchas familias eibarresas; y, volver a recordar, que desde este Ayuntamiento seguimos atendiendo y complementando demandas que deberían cubrir otras instituciones y no lo están haciendo en toda la extensión y cuantías que la situación requiere», expresó el edil socialista Arcadio Benítez.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos