PNV presenta «enmiendas posibilistas» para alcanzar un acuerdo al presupuesto

Corporativos del PNV de Eibar junto al logotipo que abre su campaña de proyectos./FÉLIX MORQUECHO
Corporativos del PNV de Eibar junto al logotipo que abre su campaña de proyectos. / FÉLIX MORQUECHO

Proponen 51 enmiendas, «sin que el PSE tenga que renunciar a su programa». Trata de impulsar la regeneración urbana de la ciudad, así como la reactivación económica, «para conseguir un liderazgo real»

A.E.EIBAR.

EAJ- PNV presentó un conjunto de enmiendas al presupuesto municipal, cifradas en 2,6 millones de euros, que fueron calificadas por este grupo como «posibilistas», con el objetivo de conseguir un acuerdo con el PSE, «sin que tenga que renunciar a su programa».

Asimismo, el portavoz del grupo jeltzale, Josu Mendicute, apuntó que «nuestras enmiendas no son, para nada, conflictivas, ni van a generar ningún tipo de tensión, y ni siquiera planteamos ajustes, sino que son lo más flexibles posibles, con lo que esperamos alcanzar acuerdos, para poder aprobar el presupuesto en el mes de enero del 2018».

En este sentido, el grupo de concejales nacionalistas resaltaron que su petición de adelantar la presentación del borrador del presupuesto había sido atendida «por fin», de cara a contar con un presupuesto aprobado para principios de año, «y no cómo ha ocurrido en el 2017 en el que se ratificó el documento en junio y ahora estamos a toda prisa licitando proyectos, antes que finalice el año».

No obstante, desde las filas del PNV se lanzó una crítica a la gestión socialista, a lo largo de este ejercicio, «caracterizada por ser gris, desde el inicio del año, con las irregularidades cometidas con las tarjetas del Coliseo y que ha acabado muy gris, con la paralización de las obras de Errebal, el único proyecto estratégico que trataba de poner en marcha el PSE».

La situación en algunas empresas era vista como «una cuestión en el que no se puede buscar culpables en el Ayuntamiento, pero sí tiene que servir para despertar y pasar de una actitud reactiva a un liderazgo real, que impulse el reposicionamiento de nuestras actividades económicas en el nuevo escenario tecnológico. Ese liderazgo no existe en este momento en el Ayuntamiento», dijo Mendicute.

Desarrollo económico

En cuanto a las enmiendas presentadas, el 86% del montante está destinado a diferentes propuestas ligadas al desarrollo económico y a la regeneración urbana de la ciudad, «traducido en planes para crear más y mejor empleo, más plazas de aparcamiento, mejorar la accesibilidad en los barrios y otorgar a las calles un aspecto más habitable», expresó Mendicute que estuvo acompañada de la edil, Elena Ibañez, y el resto de sus compañeros de bancada, Mertxe Garate, Jaime López de Guereñu y Eva Juez.

Una de las peticiones de los nacionalistas es que «las acciones ya puestas en marcha para impulsar el empleo y la competitividad de las empresas no sufran recortes», por lo que han planteado un crecimiento en sus diferentes modalidades; como ayudas a personas emprendedoras, formación para personas desempleadas o I+D+i en las empresas.

A su vez, proponen que, igual que se hace con las viviendas, el Ayuntamiento subvencione la mejora de fachadas y accesibilidad de las empresas. También reclaman mejoras en el polígono Industrial de Azitain, como el pavimento, las aceras, la señalización y solucionar los problemas del frontón de Altzubarren. En cuanto a desarrollo rural, proponen asfaltar pistas y construir pozos sépticos.

Junto a ello, una de las propuestas en la que los abertzales eibarreses vienen insistiendo es el derribo de edificios ruinosos, como algunos de Matsaria o Arragueta. El PNV quiere que los edificios que no puedan ser utilizados sean derribados, y en los solares se creen áreas de esparcimiento aparcamiento. Este el caso de Bidebarrieta 35 (frente al edificio Aurrera), Arragueta 13-15, Urkizu 2 (junto a la parada de autobús) o Ibargain-Matsaria. «Tenemos opciones sencillas de descongestionar la trama urbana y planteamos propuestas simples que supondrán una mejora en la comodidad de la ciudadanía», expuso Mendicute.

Para ello, los peneuvistas quieren habilitar aparcamientos en solares en desuso en Errekatxu, Bidebarrieta, Matsaria e Ipurua (Aizarna), con las que, «de llevarse a cabo, se obtendrán más de 150 nuevas plazas de aparcamiento (10 en Bidebarrieta, 70 en Ibargain, 45 en Aizarna y 25 en Errekatxu). Estas propuestas no resuelven el problema de aparcamiento en Eibar, hace falta un proyecto más ambicioso, pero sí pueden paliar el grave déficit de plazas que padecemos en la ciudad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos