Plaza Barria inicia su coexistencia peatonal

Las obras se han iniciado junto a la acera de la parroquia, que pasará a tener más anchura. /  MORQUECHO
Las obras se han iniciado junto a la acera de la parroquia, que pasará a tener más anchura. / MORQUECHO

Se reducirá el ancho de la calzada para ampliar las aceras, con una inversión de cerca de 200.000 euros

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El Ayuntamiento ha puesto en marcha las obras de coexistencia peatonal en Plaza Barria, dando un paso más en la transformación del centro urbano, con el fin de que los peatones tengan prioridad. Los trabajos se desarrollan a lo largo de la acera de la parroquia de San Andrés, en donde han tenido que suprimir varios estacionamientos frente al bar Foxter. Con esta iniciativa se consigue actuar en un punto céntrico para dotarlo de aceras más anchas y modernas, que permitan un tránsito más cómodo a los transeúntes.

La obra consiste, en primer lugar, en ampliar la acera contigua a los locales comerciales, hasta una anchura mínima de tres metros. Además, se transformará la calle para que sea de coexistencia, dejando la calzada a la misma cota que las aceras. Se renovará el pavimento, colocando losas de granito en aceras y aglomerado impreso en la calzada. Asimismo, se dotará a la zona de nuevo mobiliario urbano, de tal forma que la calle resulte más atractiva a la ciudadanía y, por sugerencia de los vecinos, se cambiará la ubicación de los contenedores.

La actuación propuesta está presupuestada en cerca de 200.000 euros y su plazo de ejecución será de 21 semanas. Por tanto, con la previsión de plazos, los trabajos estarían finalizados para el primer trimestre del año 2018.

Como consecuencia de los trabajos, se reducirá el ancho total de la calzada, manteniendo los aparcamientos en ambos lados de la calle y reduciendo, por tanto, la anchura del carril de circulación hasta los cuatro metros y medio. La actuación también comprenderá la renovación del pavimento y del arbolado de la acera de Bidebarrieta que una Plaza Barria con Zuloaga junto a la plazoleta de la Iglesia de San Andrés. En cuanto al mobiliario urbano, se instalarán nuevas papeleras, se renovará la señalización vertical y se procederá a la plantación de 11 árboles.

La aprobación del presupuesto municipal incluyó la realización de este proyecto dentro de las previsiones de obras municipales para el 2017. «Vamos a seguir desarrollando estos proyectos creando un gran espacio de coexistencia y de estética moderna», señalaba el alcalde, Miguel de los Toyos, para justificar las obras. En este sentido, al redactarse estos proyectos se tiene en cuenta las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad así como la utilización de los espacios públicos urbanizados y edificaciones. También se ha revisado la actual Ordenanza Reguladora de Terrazas, consensuándola con representantes del sector hostelero, con el objetivo de mejorar la estética de las mismas y causar el mínimo perjuicio al tránsito de los peatones.

Dado que esta calle acoge un gran trasiego de vehículos y peatones se pide desde la Policía Municipal que se extreme la precaución, de cara a evitar accidentes, en un punto de gran movimiento de personas.

Más

Fotos

Vídeos