Una pasarela para entrar en casa

Una pasarela mejorará la accesibilidad a las casas de Fray Martín Mallea. / MIKEL ASKASIBAR

El Ayuntamiento mejorará la accesibilidad a lo largo de la calle Fray Martín Mallea. Los números 1 y 3 cuentan con una solución de acceso desde Egazelai, con una inversión de 13.767 euros

A.E.EIBAR.

Los diferentes barrios de Eibar están mejorando su accesibilidad con diferentes proyectos que está acometiendo el Ayuntamiento. Uno de los que se acaba de iniciar es la mejora de los accesos a la calle Fray Martín Mallea, en los portales números 1 y 3. La solución que se ha establecido es la construcción de una pasarela que une Egazelai con los accesos a los portales. Esta obra la ha adjudicado el Ayuntamiento a la empresa Teusa por un importe de 13.767 euros.

El descenso de la calle Fray Martín Mallea hacia San Cristóbal cuenta con problemas de accesibilidad a los portales, dada la presencia de numerosas escaleras. Paralelamente, a la construcción de dicha pasarela se tratan de resolver los problemas de acceso con la construcción de una nueva acera que mejore la accesibilidad.

Acceso
La entrada a los números 1 y 3 de Fray Martín Mallea se salva con una pasarela que costará 13.767 euros.
Aceras
Se trata de construir después una nueva, con un presupuesto de 155.000 euros.

Igualmente, está previsto reordenar los aparcamientos y acometer la mejora del drenaje.

Los administradores de diferentes portales afectados por las obras fueron convocados por el Ayuntamiento el pasado 14 de junio para explicarles el contenido del proyecto. El presupuesto de esta última actuación ascendía a 155.000 euros y los plazos se prevé que se acometan este mismo año.

Este proyecto se encuadra dentro del plan de renovación de aceras que permitan «un tránsito más cómodo y accesible a los peatones, favoreciendo una movilidad más saludable», expresó el alcalde Miguel de los Toyos.

Mejora de entornos urbanos

Así, en los últimos meses se ha procedido también a la renovación y mejora de las aceras en diferentes puntos, dentro de esa mejora de los puntos de paso de los peatones. Este año, el proyecto más importante que se ha ejecutado ha sido el de Isasi, entre los números 3 y 39, así como los de San Juan y Urkizu.

De esta manera, el Ayuntamiento acometerá en los próximos meses tres importantes proyectos de accesibilidad y mejora de los entornos urbanos en diferentes zonas de la ciudad.

Se trata del ascensor público que unirá el centro de Eibar, desde el callejón de Telefónica, con el barrio de Jardiñeta, la reurbanización de la zona de la parroquia y su transformación en zona de coexistencia, y la reurbanización de una zona de dicha calle Fray Martín Mallea. En los tres casos se llevaron a cabo, previamente, reuniones con los vecinos de cada zona para informarles sobre las características de los proyectos y recabar su opinión.

Jardiñeta y Aldatze

La actuación más significativa y con más repercusión es la construcción del ascensor a Jardiñeta, en base a la propuesta apoyada por los vecinos de instalar la estructura desde el callejón de Telefónica. La torre se elevaría hasta la altura de la parte alta de Aldatze, para desembocar mediante una pasarela a esta calle. También se programa la urbanización de Aldatze por un importe cercano al millón de euros, incluido el ascensor.

El tercero de los proyectos que se programan es la construcción de una calle de coexistencia, en la zona de la parroquia San Andrés, en donde se prevé acometer un proyecto de reurbanización de la zona y creación de un espacio de coexistencia similar a los que ya existen en otros puntos como Zuloaga, Ego Gain, Toribio Etxebarria o Estaziño.

La nueva zona de coexistencia, con pavimento en la calzada a modo de adoquinado con asfalto impreso, irá desde el final de Fermín Calbetón (junto a la escaleras de bajada a Birjiñape) hasta el cruce con Ifar kale. Para explicar las características del proyecto, el Ayuntamiento convocará a una reunión a los administradores de las comunidades de vecinos y a los comerciantes y hosteleros para el día 8 de junio. En esa reunión se dará cuenta, además, del calendario de las obras, plazos y afecciones.

El presupuesto de esta obra se eleva a 275.000 euros. Tras la reunión, saldrá a licitación la obra con la idea de acometerla en los meses de otoño.

Fotos

Vídeos