¿Qué pasa ahora con el récord Guinness?

Movimiento. La idea original de representar el logotipo de Eibarren Akebai con 2.500 personas se tuvo que cambiar por los requisitos de Guinness. Por eso se planteó un movimiento que partía del tallo y el capullo que se pueden ver en la imagen, y su transición hacia una flor en unos pocos minutos, una maniobra que resultó un éxito. / FOTOS: FÉLIX MORQUECHO

La respuesta de Guinness World Records deberá llegar para finales de septiembre La próxima semana se enviarán las evidencias requeridas de un acto que «fue un éxito porque la gente ha puesto todo de su parte»

FÉLIX MORQUECHOEIBAR.

Hoy se cumplen diez días de un instante mágico en la plaza de Unzaga. Los esfuerzos de una organización exprés en un mes y medio se plasmaron en un mosaico humano propuesto por la plataforma Eibarren Akebai para batir el récord Guinness en la categoría 'Largest transforming human image' o transformación de una figura humana. Fue una movilización popular sin precedentes en apoyo al euskera y los participantes reconocieron su emoción y lo especial de aquel momento. ¿Y ahora qué?

El reto llegó en la víspera del arranque de fiestas de San Juan y pasadas las celebraciones, durante esta semana se han ido recopilando todas las evidencias del récord. El material audiovisual de la cámara aérea, de las cámaras de los accesos y de la cobertura global del evento se sumará al recuento de los chips que llevaban cada uno de los participantes y la confirmación de los testigos independientes. La próxima semana se remitirá esta documentación a Londres, donde tiene su sede europea Guinness World Records. El plazo para enviar estas evidencias es de un año. A partir de la recepción de las pruebas los responsables del libro de los récords se comprometen a confirmar la consecución de la marca en un plazo máximo de doce semanas. Eso indica que para finales del mes de septiembre se tendrán noticias sobre la oficialización del récord Guinness.

La aprobación de la marca supondría su difusión a través de los canales de Guinness World Records y la posibilidad de que entre en el libro anual. En él se recogen unos 4.000 récords de los 40.000 con que cuenta esta entidad en su base de datos.

La plataforma Eibarren Akebai se propuso un impacto fuerte que provocase además una movilización masiva de la población. Para ello recurrió a un récord Guinness, lo que obligó a seguir las directrices marcadas desde esa casa. «Con el primer registro hubo que mandar un informe con la propuesta, con el plan previsto, etcétera» recuerdan desde la organización.

El proyecto se aprobó pero llevar a la práctica la idea no estuvo exento de cambios. El plan original de plasmar el logotipo de Eibarren Akebai se tuvo que cambiar por la obligatoriedad de que se pudiese ver una imagen de algo real. Así, el proyecto varió hacia el dibujo de una flor, añadiendo un tallo y un capullo para el movimiento que requería el récord. Otro cambio fue el planteamiento de que los participantes portasen cartulinas, elemento desechado desde Guinness que llevó al uso de gorras y camisetas. «Hemos hecho muchas preguntas y hemos intentado cumplir con todos los detalles. Por eso estamos contentos y contamos con todas las evidencias requeridas». Del mismo modo los participantes tenían que ser los propuestos en el plan inicial, 2.500 exactos. Por eso hubo gente que se quedó sin poder entrar al recinto pero que es igualmente partícipe del logro.

Sin embargo hay detalles que la organización no llega a saber si pueden ser determinantes. En un momento del reto sanitarios de DYA entraron para atender a una persona que había sufrido un desvanecimiento. «No fue en el momento concreto del récord, pero sabemos que son muy rigurosos». Pero incluso en el caso de que Guinness denegase el récord la valoración es altamente positiva. «La respuesta de Guinness es importante, pero para nosotros el objetivo se ha conseguido. Queríamos que el Plan Estratégico del Euskera en Eibar empezase con un reto, demostrando que somos un pueblo amante de los retos, y juntar a 2.500 personas en favor del euskera nos ha dejado un muy buen sabor de boca».

La convocatoria consiguió reunir a vecinos a título particular y a cerca de un centenar de colectivos que movilizaron a sus bases. «Lo importante es que se sepa que se está haciendo algo con el euskera. En Eibar hace cien años se vivía en euskera y queremos que dentro de diez años nos acerquemos a eso» señalan desde Eibarren Akebai, que es la plataforma encargada de llevar adelante el Plan Estratégico.

Al margen de los números el récord Guinness dejó sensaciones muy positivas entre los participantes y organizadores. «Todo se desarrolló en un ambiente festivo, con mucha emoción, pero lo más importante fueron las ganas de ayudar y de colaborar de todo el mundo». En los momentos previos hubo que movilizar gente de un sitio a otro. «Pedíamos en un momento dado cien personas adultas que fueran a Egogain, y en un momento ya estaban allí. Nos encontramos a gente que daba las gracias por poder ayudar. De hecho, este reto ha sido un éxito porque la gente ha puesto todo de su parte» remarcan.

La prueba celebrada el 22 de junio nació el 7 de mayo, lo que obligó a un trabajo de organización contrarreloj. La movilización de colectivos y vecinos en distintas áreas de la ciudad obligó a contar con un amplio equipo humano. También la suerte ejerció su papel ya que la víspera del día señalado hubo temperaturas de más de 30 grados, algo que hubiera dificultado concentrar a las 2.500 personas en Unzaga durante más de una hora. «Era el día perfecto para que todo fuera un éxito y además la suerte acompañó». Misión cumplida.

Temas

Eibar

Fotos

Vídeos