Padres y madres, a la escuela

Programa. Se dirige a padres y madres de escolares de Educación Infantil y Primaria. / MORQUECHO

Son los destinatarios del programa de clases de euskera 'Gurasoak ere eskolara' Casi un centenar de personas participaron el curso pasado en la primera edición de esta iniciativa

FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

Una de las condiciones más importantes para aprender euskera es la motivación, y son muchos los que la encuentran en sus hijos. Los pequeños se escolarizan y para muchos llega el momento de actuar. Por eso el curso pasado se puso en marcha en Eibar el programa 'Gurasoak ere eskolara'. Es una iniciativa del Ayuntamiento y los dos euskaltegis de la ciudad para ofrecer clases en los propios centros escolares.

El programa consiste en cuatro horas de clase semanales, dos horas en dos días por semana, para un total de cien horas. No son las mismas clases que se puedan dar en un euskaltegi ya que están enfocadas a la relación con los hijos y el apoyo que se les pueda dar. «Se ofrecen tres niveles en función de quien dicen 'no sé nada', 'sé un poco' o 'sé pero me cuesta'» explican desde el servicio municipal de Euskera. El pasado curso se inscribieron unas 150 personas y una vez organizados grupos y horarios fueron 92 las que completaron la formación.

La participación mostró el efecto de acercar las clases al colectivo de padres y madres. Hubo un total de 8 grupos en los distintos centros escolares, 7 de ellos desarrollaron sus clases dentro del horario escolar, pero el octavo lo hizo por la tarde, una vez que los pequeños ya habían salido de la escuela. A los centros escolares se les solicitaba el listado de inscripciones para hoy y en los próximos días se organizarán los niveles y horarios que habrá en cada centro, de cara a comenzar las clases para finales de este mes.

El curso tiene un precio de 66 euros para todo el curso, existe posibilidad de pagar a plazos y hay una reducción del 50% para familias que perciban ayudas por falta de recursos. Las clases se dirigen a padres y madres de menores con edades comprendidas entre 2 y 12 años, correspondiente a Educación Infantil y Primaria.

Los distintos niveles que existen hacen que los grupos no sean muy homogéneos, pero sí comparten un objetivo común, ayudar a los hijos y comenzar a comunicarse con ellos en euskera. «Para los niños supone un efecto muy positivo ver que sus padres y madres también se esfuerzan por aprender. Es una actitud positiva que ayuda» señalan. El diferente dominio de la lengua vasca, desde quien no sabe nada hasta quien entiende todo pero no tiene costumbre de hablarla, hace que en los grupos haya mucho apoyo de unos a otros, «y eso también da seguridad».

Las clases están conducidas por el profesorado de los euskaltegis eibarreses (Euskaltegi Municipal y Euskaltegi AEK) pero está enfocado a un colectivo que tiene como fin su comunicación familiar. «Para muchos es una preocupación poder ayudar a los niños con los deberes, y también se plantean temas como este». Las personas interesadas en participar deben inscribirse a través de los centros escolares a la mayor brevedad ya que en los próximos días comenzarán a formarse grupos.

Más

Fotos

Vídeos