La oposición pide debatir la accesibilidad

El ascensor a Aldatze partirá desde la calle Julián Etxebarria./
El ascensor a Aldatze partirá desde la calle Julián Etxebarria.

El PNV critica la tardanza del ascensor de Aldatze y EH Bildu solicita ascensores en lugar de escaleras. El Pleno aprueba la ocupación de terrenos en Jardiñeta para urbanizar y construir un elevador desde Julián Etxebarria

ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

El Pleno Municipal del Ayuntamiento aprobó ayer la ocupación de bienes y derechos para la ejecución del proyecto de ascensor público entre las calles Julian Etxeberria y Jardiñeta, aunque sobre el plazo de inicio de las obras el alcalde, Miguel de los Toyos, prefirió mantener la prudencia y dejarlo a decisión de los técnicos municipales. Este tema fue objeto de debate y así el portavoz de EAJ-PNV, Josu Mendicute, instó al gobierno municipal a «no jugar más con las expectativas de la ciudadanía y anunciar un plazo real, no de realidad virtual», una vez que recordó que el presidente de la comisión de Obras anunció la licitación para el mes de julio.

El Pleno se convirtió en un centro de criticas por parte del PNV, en base a la tardanza en la ejecución de dicho ascensor, y porque se organizó una encuesta sobre su ubicación, entre dos alternativas, una por Julián Etxebarria y otra por Muzategi, cuando esta última sería de imposible realización en este momento tras quedar paralizadas las obras de Errebal. «El gobierno municipal ha decidido rescindir el contrato con la constructora de Errebal, aún sabiendo que los problemas venían desde tiempo atrás. ¿Por qué no se pusieron estos condicionantes en conocimiento de la ciudadanía a la que se le planteó en aquella consulta la ubicación en un lugar que ahora no se podría acometer?».

Costes de mantenimiento

Para EH Bildu, «la accesibilidad es el reto más importante de esta ciudad, urbanísticamente hablando». En este sentido, desde el grupo en la oposición, se mantenía que «hemos observado en el borrador del presupuesto de 2018 que se plantea una partida para realizar un Plan de Accesibilidad de toda la ciudad, cuando desde este grupo se solicitó realizar el año pasado esta iniciativa. Además, también se prevé la ejecución de 3-4 ascensores», dijo la edil Igone Lamarain.

En este sentido, desde EH Bildu afirman que «estamos convencidos que hay que tomar toda la ciudad en cuenta y no sólo determinados barrios, así como realizar un diagnóstico completo de las carencias existentes en accesibilidad y priorizar las actuaciones en base a datos de necesidad objetivos», según Lamarain. EH Bildu también propuso realizar el proyecto de accesibilidad a Arrate Bide, «teniendo en cuenta que el vecindario llevaba tiempo reclamando una solución. Pero más allá de percepciones o de fuerzas vecinales, la accesibilidad de Eibar tiene que solucionarse de una forma objetiva, y con el diagnóstico de carencias en la mano».

Desde la coalición abertzale se incidió en que «la época de las escaleras mecánicas ya ha terminado. Seguro que en su día fueron muy útiles para que el PSE rascase unos cuantos votos, pero años más tarde y arrastrando semejante coste anual en mantenimiento, podemos asegurar de que son todo un fracaso, que además de ninguna manera solucionan los problemas de accesibilidad como lo pueden hacer los ascensores».

Junto a ello, EH Bildu puso especial énfasis en los costes de mantenimiento. «Para hacernos una idea, este 2017 se presupuestaron 423.000 euros para mantenimiento de escaleras mecánicas y tan solo 18.000 para el mantenimiento de ascensores. No solo la realidad, los números también hablan por sí solos». En este aspecto, desde EH Bildu plantearon que «seremos la única voz política que así lo solicita, pero creemos que es hora de valorar la sustitución paulatina del parque de escaleras mecánicas por ascensores».

Otros proyectos

También, en el Pleno se habló de los proyectos en otras zonas. Así, el PNV abogó «por mejorar» la accesibilidad y realizar un proyecto de regeneración en Mekola, comenzando por la mejora de la seguridad en las escaleras que unen el paseo de las vías del tren y la calle Arratebide. «En los folletos electorales del PSE se han anunciado una y otra vez escaleras mecánicas en este tramo, y sin embargo, ni siquiera han hecho unas mejoras mínimas que venimos reclamando». Mendicute decía que «las ideas sin acción no tienen valor», por lo que reclama «pasar de las palabras a los hechos con la accesibilidad de barrios enteros como Mekola, Jardiñeta, Errekatxu o Saratsuegi. Hemos realizado un importante esfuerzo en instalación de accesos mecánicos, pero estas zonas las necesitan y, además, se les ha prometido. Una vez prometido se convierte en una obligación», aseveró.

Desde el PNV se propuso eliminar el muro de separación entre las escaleras y el vial que atraviesa Mekola, sustituyéndolo por una barandilla, de cara a mejorar la visibilidad del paso peatonal y, por ende, la seguridad de los viandantes a su paso por este vial. «Creo que es una medida que por su bajo coste se puede tomar de forma inmediata, sin dejar de lado la necesaria solución de accesibilidad de esta zona».

Irabazi solicitó «una continuación del camino que va de Aldatze hasta las proximidades del parque de Itzio. Esta vía quedó eliminada con la construcción del Instituto de Secundaria. No plantea gran dificultad la recuperación de este camino, con lo que es plenamente factible su realización».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos