Las obras en Fray Martín Mallea mejorarán sus accesos y ampliarán los aparcamientos

Las obras en Fray Martín Mallea-Mogel tendrán una duración de diez semanas.
/FÉLIX MORQUECHO
Las obras en Fray Martín Mallea-Mogel tendrán una duración de diez semanas. / FÉLIX MORQUECHO

Se intenta evitar las humedades con una tubería de drenaje, que supone una inversión de 131.724 euros

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El Ayuntamiento está promoviendo una importante obra en la calle Fray Martín Mallea que ha supuesto su cierre a lo largo de diez semanas, con objeto de mejorar, por un lado, el problema de humedad existente en los bajos de los números 17, 18, 19 y 20 del barrio de Mogel, y, por otro, mejorar también el acceso peatonal a los mencionados edificios, para lo cual será necesario remodelar este punto.

En los últimos años, se había favorecido el acceso a la zona con la instalación de rampas mecánicas en la calle San Kristobal, y la creación de la nueva urbanización de Egazelai. Además, actualmente, se están colocando ascensores en los inmuebles del barrio de Mogel.

Reformas
Las obras consisten en la resolución de humedades, con la mejora de accesos a los portales y la reforma de las aceras, de cara a contar con 25 plazas de estacionamiento.
Inversión
Los trabajos se adjudicaron en 131.724 euros, con un plazo de diez semanas.

El año pasado, el Ayuntamiento realizó los drenajes en las fachadas posteriores de los edificios 1 al 12 del barrio de Mogel, para solucionar los problemas de humedades. Es por lo que se ha considerado «oportuno» llevar a cabo este proyecto que recoge la instalación del drenaje y la mejora del acceso peatonal a los números 17, 18, 19 y 20 del barrio de Mogel, así como la ampliación de plazas de aparcamiento en la calle Fray Martín Mallea.

Este proyecto se ha adjudicado a la firma Construcciones Artzamendi, con una inversión de 131.724,59 euros, y con un plazo de ejecución de diez semanas.

Ocurre que la calle Fray Martín Mallea es una calle que tiene dos inmuebles,concretamente el 1 y el 3, pero a través de la cual también se accede, por sus fachadas posteriores, a los números 17, 18, 19 y 20 del barrio de Mogel. Tiene dos alturas delimitadas por un muro de contención. En la parte superior del muro están los números 1 y 3 de la calle Fray Martín Mallea, y en la inferior está la calzada de un solo carril de circulación descendente y una pendiente aproximada del 11%, junto a dos aceras, una de ellas muy estrecha, delimitando la calzada, y una acera escalonada a través de la cual se accede a los números 17, 18, 19, y 20 del barrio de Mogel.

Junto a ello, la calle cuenta con un muro de contención anclado y que está revestido, en su parte inferior con un bloque de hormigón de color crema, y en su parte superior con un mortero impreso del mismo color, pero muy sucio, debido principalmente a las manchas de humedad que quiere resolver.

Solución adoptada

Ante este estado de la calle, además de instalar un drenaje junto a las fachadas posteriores de los edificios de Mogel, para seguir evitando las humedades, se procede a su remodelación distribuyendo los espacios de forma diferente con el objeto de mejorar el acceso peatonal a los edificios de Mogel y crear más plazas de aparcamiento.

Esta nueva distribución de espacios, prescindiendo del murete de mampostería consiste en conseguir una acera escalonada de un metro de anchura junto a los edificios del barrio de Mogel. Igualmente, se trata de conseguir otra acera junto a la calzada de entre 1,11 metros y 1,28, junto a una zona de aparcamiento en línea de dos meros de anchura, para que la calzada pase a tener tres metros de ancho. Con estos cambios, se conseguirá una zona de aparcamiento en línea, junto al muro, de 2,15 metros de anchura. Todo ello hará conseguir 25 estacionamientos en línea.

Dado que la acera situada junto a los portales de Moguel es escalonada, se van a crear accesos a los portales, de 1,50 metros de anchura, desde la acera situada junto a la calzada. Todo ello, con el objeto de que tanto las sillas de minusválidos como los carritos de niños puedan acceder a los inmuebles.

Para disminuir la humedad existente, unos de los problemas que era motivo de queja de los vecinos en los bajos de los números 17, 18, 19 y 20 de Mogel, se instalará una tubería de drenaje, a un metro de profundidad, junto a las fachadas posteriores de estos números y junto a la fachada lateral del número 20.

No obstante, para efectuar estos trabajos de drenaje, primero será necesario desplazar una canalización eléctrica subterránea de baja tensión, que actualmente está junto a las fachadas y a muy poca profundidad, y una tubería de fundición de 100 milímetros de diámetro existente en el lateral del número 20, que es la que abastece de agua potable a los mencionados números.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos