Un nuevo camino para Galarza

Preparativos. Esther Galarza entre dos de las obras que expone, en la recta final del montaje de la exposición.
/FOTOS: FÉLIX MORQUECHO
Preparativos. Esther Galarza entre dos de las obras que expone, en la recta final del montaje de la exposición. / FOTOS: FÉLIX MORQUECHO

La sala Topaleku acoge hasta el 7 de enero la exposición 'Izarren hautsa', con pintura y cerámica de Esther Galarza

FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

«He disfrutado mucho». Lo dice Esther Galarza observando el trabajo que presenta desde ayer en la sala Topaleku. Su trabajo continuado como profesora en la Escuela municipal de Cerámica no le ha impedido mantener viva una producción personal que sigue un hilo conductor. Esta vez llega satisfecha por el momento en el que alumbra la exposición. «Siento que empiezo un camino, y ocurre que siempre lo empiezo en el Topaleku».

La sala ha acogido obras de Esther Galarza en multitud de ocasiones pero la última en solitario data de 2012. «Entonces fue una exposición que sobre todo tenía pinturas en acuarela, y había algo de escultura, pero esta vez ocurre al revés» apunta. La obra tridimensional que presenta la autora parte íntegramente de la cerámica, utilizando gres. «Son piezas de alta temperatura, y en cuanto a técnica todo el trabajo está hecho a partir de planchas». Los acabados de las obras hacen que cada una tenga sus propias texturas y eso ocurre porque Esther Galarza se ha encargado de cuidar los esmaltes para hacer unas obras que apetece tocar.

Exposición
Izarren hautsa', con cerca de 30 esculturas en cerámica y unas 20 pinturas en acuarela.
Autora
Esther Galarza.
Cuándo
Abierto hasta el 7 de enero, en horario de 19.00 a 21.00 horas en días laborables y de 12.00 a 14.00 y 19.00 a 21.00 en fines de semana.
Dónde
Sala Topaleku de Arrate Kultur Elkartea, en la calle Zuloagatarren.

Sobre el contenido de la exposición la artista eibarresa diferencia dos alas temáticas. Por una parte aparecen piezas que recuerdan formas marinas como caracolas, un espacio en el que hay sitio para una figuración del bacalao y la denuncia de la situación que viven los mares del siglo XXI. La otra parte de la muestra entra en tierra firme con un bosque pintado sobre losas de cerámica como telón de fondo. Se trata de un mural compuesto por 63 piezas hechas de forma artesanal de principio a fin. «Es un trabajo mecánico pero la arcilla merma entre un 7% y un 13% al pasar del estado húmedo al seco, y por eso nunca tienen exactamente las mismas formas» explica.

Lo arduo de la preparación de la cerámica contrasta con el momento creativo que le ofrece el trabajo con estos materiales. «Me permite plasmar lo que siento de una forma rápida, eso es lo que me gusta. Me ocurre lo mismo con la acuarela, el momento de creación es muy ágil» señala.

La exposición se compone de unas treinta obras de cerámica, repartidas entre piezas e instalaciones. «Todo sigue un hilo que viene del trabajo anterior» explica. Entre la colección hay una parte importante desarrollada en el último año pero también aparecen piezas con un recorrido más largo. Entre ellas se encuentran unas lámparas de gran tamaño. «Parten de la idea de hacer algo que, además de una función estética, tenga una utilidad. Empecé a probar y me gustan» explica.

La exposición se completa con unas figuras de cabezas que suponen el particular homenaje de la autora a Oteiza y BrâncuÈ&tradei. Las referencias de Esther Galarza también están presentes en el título de la exposición 'Izarren hautsa', un texto de Xabier Lete que popularizó entre otros músicos Mikel Laboa. «A veces, ante una exposición te queda una sensación de vacío, pero esta vez no es así. Es el principio de un camino». Por eso no extraña que a la hora de enmarcar la exposición su autora señale que representa «el mar, la tierra, la noche... la esencia de la vida».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos