De la música coral al órgano de San Andrés

Actuación. El coro húngaro Lautitia Children's Choir, ayer en el Teatro Coliseo./FÉLIX MORQUECHO
Actuación. El coro húngaro Lautitia Children's Choir, ayer en el Teatro Coliseo. / FÉLIX MORQUECHO

El organista Gerardo Rifón ofrece mañana un concierto «con un programa muy variado, ameno también para los no melómanos»

FÉLIX MORQUECHOEIBAR.

La música es protagonista esta semana en una programación más corta que en años anteriores pero sin perder un ápice de calidad. El Teatro Coliseo fue escenario ayer de la única de las actuaciones corales que llega en esta edición como extensión del Certamen internacional de coros de Tolosa. La acumulación de actuaciones teatrales en el Coliseo el fin de semana hizo que no fuese posible completar la agenda con más conciertos de estas agrupaciones.

En los últimos años se ha hecho habitual que coincidiendo las actuaciones de coros se programe un concierto de órgano, dentro de las iniciativas que desarrolla la Diputación Foral de Gipuzkoa para promover el patrimonio cultural que suponen estos instrumentos. La cita de esta edición tendrá lugar mañana miércoles a las 20.00 horas en la parroquia San Andrés.

Datos

Intérprete
Gerardo Rifón.
Cuándo y dónde
Mañana miércoles a las 20.00 horas en la parroquia San Andrés.
Repertorio
Obras de Bach, Haendel y Vierne entre otros.
Duración
50 minutos.

Adaptarse a cada instrumento es uno de los trabajos que debe afrontar cada organista y por eso el donostiarra Gerardo Rifón preparaba su concierto ayer a los mandos del órgano eibarrés. «Es un muy buen órgano, con muchas posibilidades, un órgano de primera división. Además está en muy buen estado» señalaba. No era la primera vez que Gerardo Rifón tocaba el instrumento eibarrés ya que lo hizo en un concierto del Orfeón Donostiarra, pero esta vez llega como solista. «Lo que voy a ofrecer es un programa muy variado, ameno también para la gente que no sea especialmente melómana» señala. «Lo que procuro es poner en valor todas la calidades que tiene este gran órgano».

Piezas de compositores como Bach, Haendel o Vierne servirán para dar a conocer las posibilidades de un instrumento que supone un desafía de ingeniería aplicado a la música. «El órgano se asocia a las actividades religiosas, e incluso diría que para mucha gente a los funerales, y este instrumento es mucho más que eso» señala.

«Es un instrumento con muchas posibilidades, un órgano de primera división»

Gerardo Rifón inició sus estudios musicales en San Sebastián, continuó en Baiona y desde el año 1980 es organista titular de la iglesia San Ignacio de San Sebastián con su centenario órgano E.F. Walcker. Además de ofrecer conciertos como solista se ha hecho habitual en el acompañamiento de coros, con una larga vinculación con el Orfeón Donostiarra con el que ya tocó en Eibar.

Patrimonio cultural y artístico

El instrumento que será protagonista mañana en la parroquia San Andrés tiene la peculiaridad de no poder moverse de su emplazamiento, lo que obliga a los intérpretes a amoldarse a todas las particularidades. «Nosotros vamos siempre a ver qué nos encontramos. Por eso la capacidad de adaptación es fundamental». El estado del órgano de la parroquia San Andrés permitirá un programa rico. «Estos instrumentos suponen un gran valor de patrimonio cultural y artístico. En Gipuzkoa somos unos privilegiados porque tenemos una batería de órganos muy interesantes» señala el músico. En el caso de Eibar la posibilidad de escuchar un concierto de órgano apenas se ofrece una vez al año. Por eso son muchas las personas que nunca se han acercado a escuchar este instrumento. «Les diría que se animen a gastar una horita de su vida en vivir una nueva experiencia. Seguro que ven que esto del órgano no es tan rollo como se imaginaban». Además, el programa escogido por Rifón no es largo, «es mejor que la gente se quede con ganas de más».

Fotos

Vídeos