Marcan Huella tiene ocho perros abandonados para ser acogidos

Protección animal. La Marcha Solidaria transcurrió entre los montes Usartza y Kalamua.
/MARCAN HUELLA
Protección animal. La Marcha Solidaria transcurrió entre los montes Usartza y Kalamua. / MARCAN HUELLA

Eibar tiene censados 169 canes, similar a otros años

A.E. EIBAR.

La petición de un niño o la necesidad de contar con compañía suelen ser algunas de las razones que se motivan la compra de una mascota. Pero la asociación Marcan Huella cuenta con ocho perros que también esperan una acogida, con el fin que también los canes puedan generar nuevos vínvulos. En principio, Eibar tiene censados actualmente 169 perros, una cifra que se mueve en márgenes similares a años precedentes, si bien todavía hay ejemplares que no tienen chip y, por tanto, no están registrados. Pero las cifras de abandonos son un goteo continuo y, desde Marcan Huella se quiere sensibilizar a la población sobre la problemática del abandono.

Esta situación ocurre por igual durante todas las estaciones del año. No destaca, por tanto, ni el verano ni el invierno. Entre las causas de abandono de animales, se ha determinado que el principal motivo se debe a cuestiones económicas, a las que le siguen las camadas indeseadas, o el fin de la temporada de caza. Muchas de las mascotas abandonadas acaban en los centros de acogida que ven desbordadas sus instalaciones durante prácticamente todo el año. De ahí que la persona que acoge los canes abandonados no le queda más remedio que asumir un gran coste económico por la realización de esta incomprendida solidaridad.

Finalmente, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una experiencia piloto con la instalación de un Kani Leku, en la zona de Itzio, para esparcimiento de los propios perros que podrán ir sueltos en una superficie acotada. Esta experiencia sequiere extender a otras zonas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos