Los Mansos se reencuentran 50 años después de su estreno en La Bolera

Años 60. Juantxo Ibarzabal muestra una foto con la formación original de Los Mansos, tomada en la playa de Deba. / FÉLIX MORQUECHO

La formación de Soraluze que fue el germen del conocido grupo Akelarre ofrecerá un concierto para celebrar los 50 años de su debut

FÉLIX MORQUECHOEIBAR.

Los que se movían en las salas de fiestas y discotecas del Eibar de los años 60 saben que los tiempos han cambiado una barbaridad. Entonces la música no llegaba inserta en un pendrive, nadie hablaba aún de los DJ y al reguetón le quedaban aún varias décadas para aparecer. Sin embargo las actuaciones y los concursos musicales florecían por todo el Bajo Deba y muchos grupos se afanaban en subirse a la ola de estilos que llegaban sobre todo de la música británica. Uno de esos grupos fue Los Mansos, una formación que el próximo día 26 se reunirá de nuevo sobre un escenario en su localidad natal, Soraluze.

«Vamos a hacer llorar de emoción a todo el mundo, porque tenemos ilusión por celebrar algo importante» apunta Juantxo Ibarzabal. Él recuerda toda su vida ligado a la música desde que con 9 años le pagaban 10 pesetas por cantar en los funerales, «15 pesetas en los funerales de primera». El germen de Los Mansos se urdió en un concurso de cuadrillas donde se presentaron como Los Espontáneos. «Esa vez tocamos con guitarras y maracas. De hecho hasta que comenzamos con Los Mansos yo nunca había tocado el órgano, pero empezamos a sonar y dimos un montón de conciertos». El primero lo recuerda claramente Ibarzabal, ya que la sala eibarresa La Bolera supuso el debut oficial de Los Mansos, el 16 de abril de 1967. Se han cumplido ya 50 años de aquel estreno y por ese motivo se vuelven a juntar unos músicos que no se han visto sobre un escenario desde hace más de tres décadas.

Qué
50 aniversario de Los Mansos.
Quién
José Martín Rodríguez 'Pepito' guitarra y voz, Ramón Piá a la batería, Pepe Cambronero bajo y voz, Juantxo Ibarzabal bajo y voz, y las voces de Iñaki Arriaran y Jesús Urizar.
Cuándo
26 de julio a las 23.00 horas.
Dónde
Plaza Zaharra en Soraluze.

Las fiestas placentinas de Santiago y Santa Ana serán el marco para una actuación que pretende recordar el sonido de aquellos años. «Tocaremos temas de Los Relámpagos, The Beattles, Los Mustang, Scott McKenzie o The Animals, música de los años 60 y 70». Para ello ya han comenzado los ensayos porque el principal objetivo es ofrecer un gran espectáculo de música en directo. «Estamos ensayando bastante porque queremos hacer algo con color. Alguna vez hemos visto grupos que vuelven de mala manera y no queremos eso. Estamos trabajando mucho y eso se va a notar en el resultado».

«El público se va a encontrar a un grupo con una ilusión enorme, y con saber hacer»

Los Mansos tuvieron una vida azarosa, y los que estarán en el concierto del 50 aniversario serán José Martín Rodríguez 'Pepito' en la guitarra, Ramón Piá a la batería, Pepe Cambronero que llega de Ciudad Rodrigo para tocar el bajo, Juantxo Ibarzabal con el teclado y a las voces se pondrán Iñaki Arriaran y Jesús Urizar. «El público se va a encontrar a un grupo con una ilusión enorme, y con saber hacer».

Los Mansos nacieron de un grupo de amigos que se declaraba seguidor de la vertiente Beattles, en contraposición a los seguidores de los Rolling Stones, el derby musical de aquellos años. Temas instrumentales y canciones de los grupos punteros de la época formaban el repertorio del grupo de Soraluze, con letras en inglés y en castellano. Los primeros cambios en la formación llevaron a un cambio de nombre, pasando a ser Iñaki Arriaran y Los Mansos. En los años 70 Los Mansos llegó a su disolución para dar paso a Akelarre. El grupo pasaba a escribir temas propios y a hacerlo en euskera. «En 1972 se produjo un cambio de proyecto, nació Akelarre con los mismos integrantes». Aquello duró hasta el año 1978 cuando la formación ya cambió de manera importante. Ibarzabal recuerda con orgullo la profesionalización del grupo en el mundo de la música. «Por eso le quité el batería a la Orquesta Mondragón y Paco Díaz Hipólito se vino con nosotros». Con Akelarre, Juantxo Ibarzabal cumplió el sueño de grabar un disco que no había podido alcanzar con Los Mansos.

El soraluzetarra siguió en los teclados de Akelarre hasta el año 1983 en que fue sustituido por Aitor Amezaga. Siguió como mánager del grupo y formó una empresa de promociones musicales. «Yo he tenido la suerte de hacer profesionales de la música a la gente con la que hemos compartido grupo. Hay profesores e intérpretes que han hecho de la música su vida» apunta Ibarzabal. Por eso no extraña que se haya decidido a hacer del regreso de Los Mansos un momento inolvidable. Quienes estuvieron aquel 16 de abril de 1967 en La Bolera tienen una ocasión para repetir el momento, y los que no, se pueden llevar una sorpresa regresando al ambiente musical de una época de oro.

Fotos

Vídeos