Una luchadora para poder viajar en avión sin acompañante

A. E. EIBAR.

Zabala es usuaria de aviones y ha tenido mucha repercusión su lucha para conseguir que la compañía Air Europa apruebe su derecho a viajar en avión «por no llevar acompañante», alegando razones de seguridad.

Aunque había viajado sola con esta aerolínea desde Madrid con destino a Bilbao ha llevado incluso su petición al Congreso de Diputados. «Yo no digo que Air Europa esté incumpliendo la ley, sino que debe cambiar su postura sobre la interpretación de la misma y que su transporte sea accesible como el resto de compañías», subrayó. En este sentido, expresó su deseo de que Air Europa «se dé cuenta de que si otras compañías facilitan el acceso normalizado al transporte aéreo de personas con movilidad reducida, esta línea aérea también debería actuar así». Además, «el resto de compañías cumplen con la normativa de seguridad y aun cumpliéndola, dejan a las personas usuarias de sillas de ruedas viajar solas».

De hecho, Zabala ha viajado sola incluso hasta Los Ángeles en avión. Según explica, lejos de buscar notoriedad y personalizar este caso en ella, «lo único que busco es defender los derechos de las personas con discapacidad y modificar las malas prácticas».

Algunos de los vuelos a los que ha querido acceder Zabala eran por motivos profesionales. Por ello, indica que «si todas las compañías hicieran lo que ha hecho Air Europa, yo no podría desempeñar mi trabajo porque nadie me contrataría, ya que tendría que ir acompañada cada vez que tengo que viajar por trabajo».

La compañía se aferra a que un usuario de silla de ruedas necesita acompañante porque será éste quien podrá evacuarle en caso de emergencia. Pero para Zabala esto «es relativo», ya que el acompañante, «por razón de peso, de edad o de condiciones físicas, puede no ser la persona idónea para poder evacuarme en este tipo de casos».

Recurrió a entidades como el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), al Defensor del Pueblo, al Ministerio de Fomento e incluso a la Oficina Permanente de la Discapacidad.

De todas maneras, el Cermi exigió a Air Europa que «cese de hostigar a los pasajeros con discapacidad que desean utilizar los servicios de la compañía». Para este comité, a fin de que no vuelvan a producirse hechos como estos, «hay que atacar el origen del problema, que no es otro que la vigente regulación europea en la materia, que no garantiza los derechos de los pasajeros con discapacidad». Incluso Zabala, estuvo en contacto con la eurodiputada Izaskun Bilbao para lograr un pronunciamiento al respecto, en el Parlamento Europeo. «Es un tema que Air Europa no cede, pese a que muchas instituciones se han pronunciado en favor de la revisión de las reglamentaciones aéreas».

Este reglamento europeo de 2006 sobre los derechos de las personas con discapacidad o movilidad reducida en el transporte aéreo -en el que se ampara Air Europa para justificar su interpretación restrictiva- deja a las compañías libertad para negarse o aceptar una reserva o denegar el embarque a un pasajero con discapacidad o movilidad reducida por razones de seguridad. «Pese a todas las gestiones realizadas no he podido conseguir que Air Europa modifique su postura».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos