Lolita Flores (Actriz): «La obra es un canto de esperanza para los que pasamos de los 50»

Lolita Flores y Luis Mottola completan el reparto de la comedia que llega hoy a Eibar.
/DAVID RUANO
Lolita Flores y Luis Mottola completan el reparto de la comedia que llega hoy a Eibar. / DAVID RUANO

La comedia se cuela entre la amistad y el amor en 'Prefiero que seamos amigos', la obra que llega hoy al Teatro Coliseo con el lleno asegurado

FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

A mediodía de ayer quedaban solo 17 localidades a la venta para la obra que llega hoy a las 20.30 horas al Teatro Coliseo. Con un hombre y una mujer en escena y 'Prefiero que seamos amigos' como título, no es difícil imaginar por dónde van los tiros de esta comedia. Por eso más de 400 espectadores ya han reservado su butaca para verlo. Entre proyectos de televisión y sin abandonar nunca del todo la música, Lolita Flores lleva varios años subida a un escenario de teatro.

-¿En qué momento llega esta obra a Eibar?

-La obra está muy hecha, pero todavía nos queda mucho por recorrer. Está en un punto en el que la gente se lo pasa muy bien, se compenetra mucho con Claudia y con Valentín, y la verdad es que estamos encantados viendo que la gente lo disfruta.

«Es muy parecida a mí. Es una mujer con mucha verdad, muy clara y con carácter»«La gente se lo pasa muy bien, se compenetra mucho con Claudia y con Valentín»

-'Prefiero que seamos amigos', oír lo que dice el título es terrible.

-Es terrible pero no es tan terrible, se pueden decir cosas peores.

-Pero sí que nos da pistas de lo que podremos ver en el escenario.

-A mí no me gusta dar muchas pistas. Se sabe que es una pareja de amigos en la que uno de ellos quiere cambiar las leyes. Ahí aparecen una serie de cosas que Claudia no sabía de Valentín, que Valentín no sabía de Claudia... y hasta ahí se puede contar.

-¿Cómo es su personaje?

-Es una mujer de hoy en día, de cincuenta y tantos años, de muy buen ver, que se lo juega todo a una carta y...

-Parece una mujer muy normal.

-Pero con temperamento, es muy parecida a mí. Es una mujer con mucha verdad, muy clara y con carácter.

-En la calle no se nos ocurriría reírnos de quien recibe ese 'Prefiero que seamos amigos', pero el teatro es diferente.

-Claro. Aquí lo llevamos a la caricatura, a lo más histriónico, lo llevamos al límite y eso el público lo agradece. Es una seducción un poco pasada de rosca donde ella quema todos los cartuchos habidos y por haber para ver si este hombre espabila.

-Usted empezó en los escenarios a través de la música pero en los últimos años se ha prodigado en el teatro.

-Es una etapa de mi vida. Llevo 42 para 43 años en esta profesión y la mayoría del tiempo lo he dedicado a la música. He hecho cine, he hecho series y ahora llevo unos años dedicada al teatro. No me puedo dedicar a la música porque hacer 'Tu cara me suena' en televisión, teatro y sumarle a eso la música sería imposible. Necesitaría tres como yo, pero como yo solamente hay una. Pero no tengo apartada la música y tengo en la cabeza la posibilidad de grabar un disco para el año que viene, tal vez no para hacer bolos, no lo sé, pero sí para quitarme esa espinita y que la gente me pueda volver a ver cantando.

-Los actores suelen decir que el teatro es una disciplina diferente. ¿Está de acuerdo?

-Totalmente, para los actores que sean disciplinados sí. Mi disciplina es llegar a mi hora, hacer mi función como tengo que hacerla y después seguir con mi vida. Yo tengo un poco de 'bandarreo' porque sigo siendo músico.

-¿Qué respuesta se están encontrando en el público con esta obra?

-Vemos carteles de entradas agotadas en casi todos los sitios, por no decir en todos. La gente se parte de risa, salen con una sonrisa en la cara... y la obra también es un canto de esperanza para todos los seres humanos que pasamos de los 50, hay amor después de los 50.

-Ha hecho un buen equipo con Luis Mottola.

-Sí, la verdad es que completamos un buen tándem, tenemos mucha química, mucha complicidad, nos entendemos muy bien ahí arriba y eso se nota. En la obra son dos personajes, nada más, y eso hace que se convierta en un toma y daca. Para eso hace falta estar en una misma sintonía y en este caso eso es lo que pasa.

-Se van a encontrar con un Teatro Coliseo lleno, ¿qué le avanzaría al público que va a ver?

-¡Qué bien! De momento a través del periódico quiero dar las gracias a Eibar y al País Vasco por llenarme el teatro, eso es lo primero y lo principal. Segundo, puedo decirles que vengan tranquilos, que no los vamos a defraudar.

Fotos

Vídeos