El Katu Kale ganó 33-51 en Deba y el equipo Txiki mixto debutó en la liga ante el Easo

DV EIBAR.

Jornada doble para los equipos eibarreses con el ansiado debut de las chicas y chicos de la escuela de baloncesto entrenados por Mikel y Enrique. En Ipurua, el Katu Kale Txiki recibió al Easo Allegi de Donostia. La pista verde del polideportivo se quedó pequeña para poder presenciar este partido debido a la gran respuesta de los padres, madres y aficionados en general. Esta ha sido la primera experiencia de la escuela de baloncesto y a pesar de sufrir la derrota por 18-51, dejaron un muy buen sabor de boca en el que aguantaron en el marcador hasta prácticamente la mitad del partido. A partir de ahí, la superioridad técnica de los rivales pudo con las ganas y el empeño de los nuestros.

Por su parte, el primer equipo Katu Kale logró una nueva victoria a domicilio en Deba donde se enfrentó al Debasket. Los eibarreses se presentaron con tres bajas, dos de ellas en el juego interior. A pesar de lo que dice clasificación con el Katu Kale invicto y arriba y el Debasket, que es último sin conocer todavía la victoria, los armeros sabían de la dificultad de este partido en un polideportivo donde la afición local aprieta mucho y la cancha en el transcurso del partido se convirtió en una pista de patinaje, por la humedad del parqué, donde intentar jugar a baloncesto sin sufrir ningún tipo de caída o percance se hacía bastante difícil.

El partido comenzó con la primera canasta siendo del equipo local. No obstante, a partir de ahí no volvió a tener ninguna ventaja en el marcador ya que los eibartarras le endosaron un parcial de 12-2 en el primer cuarto que acabó con cualquier esperanza local. Los debarras son un equipo joven al que no le faltan ganas, pero que a pesar de los errores en el tiro de los chicos entrenados por Iñaki Sánchez, solo veían como la ventaja visitante crecía en el marcador. Al descanso se llegaba con un resultado de 14-27.

Con el paso de los minutos la cancha se volvía impracticable para ambos equipos. En ese contexto, el Katu Kale optó por jugar con sus jugadores interiores, donde tenían ventaja con respecto al adversario. Así, poco a poco fueron martilleando el aro local hasta llegar al final del partido con un marcador de 33-51. Por parte de los eibarreses anotaron: Aitor (15 puntos), Will (2), Gorka (17), Ibon (1), Fernando (4), Iker (4), Garrido (6), Unai (2) y Mikel. Un triunfo que sirve para seguir creciendo y luchar por el ascenso en el play-off.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos