La instalación del contenedor gris comienza en Eibar a finales de mes

El presidente de la Mancomunidad, Arcado Benítez y el de Medio Ambiente, Jon Iraola.
/FÉLIX MORQUECHO
El presidente de la Mancomunidad, Arcado Benítez y el de Medio Ambiente, Jon Iraola. / FÉLIX MORQUECHO

En diciembre seguirá en Soraluze y para principios de 2018 llegará a Elgoibar, Ermua, Mallabia y Mendaro

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

La Mancomunidad de Debabarrena extenderá, a partir de este mes, el uso del contenedor gris a todos sus municipios, como parte de su estrategia para alcanzar el objetivo europeo en materia de reciclaje y superar el 50 % en el año 2020. Primeramente, su implantación tendrá lugar en Eibar y Soraluze, para seguir después por Elgoibar, Mallabia, Mendaro y Ermua. Los resultados acumulados hasta septiembre de este año, con el 48,45% de tasa de reciclaje, se valoran «positivamente» desde la Mancomunidad, pero «todavía queremos exigir una sensibilización mayor para elevarlas cifras y superar el objetivo europeo del 50%», explicó Arcadio Benítez, presidente de la Mancomunidad de Debabarrena. En esta dirección, Benítez incidió en que «el contenedor gris no sustituye al verde, sino que en el resto de contenedores tenemos que arrojar lo que antes se lanzaba sobre él. Con este nuevo contenedor gris cerramos el ciclo completo del reciclaje».

La apuesta por la instalación de los cinco contenedores; gris para el rechazo, marrón para el orgánico, azul para el papel-cartón, amarillo para envases y verde para el vidrio en los municipios, viene avalada por los «buenos resultados acumulados» hasta septiembre de 2017 en Deba (55,49%) y Mutriku (58,98%) que implantaron la recogida selectiva con los cinco contenedores a finales del año pasado (diciembre de 2016), incorporando el contenedor gris de rechazo y el contenedor marrón de biorresiduo. «Esta estrategia les ha permitido mejorar sus resultados en más de 20 puntos».

La Mancomunidad tiene previsto invertir 390.190 euros en la implantación de estos 328 nuevos contenedores en todo el ámbito de Debabarrena. El contenedor gris acogerá unos artículos específicos, siendo eliminado el verde claro, para que los residuos reciclables sean depositados en los respectivos contenedores y mejorar las tasas de reciclaje.

EL contenedor gris tendrá la misma tarjeta de apertura del contenedor marrón

Los contenedores grises dispondrán de un sistema de apertura mediante tarjeta y un chip que controlan el uso y el nivel de participación. Además, durante la instalación de los contenedores en cada uno de los municipios la Mancomunidad se realizará una campaña para informar y sensibilizar a la ciudadanía.

La tarjeta que permitirá abrir el contenedor gris será la misma del contenedor marrón. Por ello, se pedirá a las personas que carezcan de dicha tarjeta a que se aprovisionen del kit de apertura de los contenedores de materia orgánica («cerca de un 10% de la población carece de ella»), para que puedan utilizar el gris también. Junto a ello, se acompañará de una campaña informativa para dar a conocer los detalles del nuevo servicio del contenedor gris.

De esta manera, los usuarios del contenedor de materia orgánica recibirán una carta con información relativa a la recogida selectiva y a los no inscritos se les invitará a recoger todos los materiales necesarios para participar en la recogida selectiva. «Es preciso contar con la colaboración de toda la ciudadanía para conseguir altos niveles de reciclaje», dijo Benítez.

Por ello, se tiene previsto habilitar oficinas de atención para recoger las tarjetas personalizadas, para la apertura de los contenedores y el resto de los materiales: cubo aireado, bolsas compostables y folleto informativo. Cada municipio contará con una oficina que atenderá al público de lunes a viernes y los sábados, en horario de mañanas.

Entre los artículos que deberán depositarse en el contenedor gris, están: pañales, compresas, tampones, cuchillas de afeitar y depilar, tiritas, vendas y paños de cosmética. También, se deben depositar los excrementos de animales, colillas y restos de ceniceros, residuos de la aspiradora, bolígrafos, rotuladores, o material cerámico como platos o vasos. Como hasta ahora el papel se deberá depositar en el azul; los envases, en l amarillo; el vidrio, en l verde oscuro; y, la materia orgánica, en el marrón.

La campaña contará con un teléfono gratuito de información, el 900 10 49 23, para solucionar cualquier duda que pueda plantearse. Estas actuaciones estarán apoyadas por carteles informativos, adhesivos colocados en los actuales contenedores verdes de resto y un folleto con información relativa a los residuos que deben depositarse en cada contenedor.

Más

Fotos

Vídeos