El inicio de las obras del ascensor de Aldatze cortará el paso a vehículos hacia Ardanza

A.E. EIBAR.

El inicio de las obras de construcción del ascensor público que unirá el centro de Eibar con la zona de Aldatze y Jardiñeta, previsto para el próximo lunes, 11 de junio, producirán una serie de afecciones al tráfico de vehículos.

Por una parte, aquellos vehículos que, procedentes de la salida de la variante en Jardiñeta, desciendan por esta calle, no podrán continuar a partir del cruce del Instituto hacia Aldatze y Ardanza y deberán bajar hacia Pagaegi (salvo los que vayan a aparcar en la propia calle Jardines y acceder a los garajes).

Y, por otra parte, los vehículos pesados de más de seis metros tendrán prohibida la salida de la variante en Jardiñeta.

Estas restricciones están motivadas porque las obras del ascensor se iniciarán en el alto de Aldatze, donde desembocará el ascensor. Será en ese punto donde se cerrará el paso a todo tipo de vehículos. Estos cambios en el tráfico se prolongarán hasta mediados de septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos