Iñaki Miramón: «Con la risa empiezas a sentir la energía del público inmediatamente»

Héroes. Iñaki Miramón, Juan Gea y Luis Varela se meten en la piel de tres veteranos «complementarios»./
Héroes. Iñaki Miramón, Juan Gea y Luis Varela se meten en la piel de tres veteranos «complementarios».

La comedia vuelve a las Jornadas de Teatro hoy, con dos funciones de la obra 'Héroes' en el Coliseo

FÉLIX MORQUECHOEIBAR.

Una enfermedad de uno de los 'Héroes' obligó a suspender la función prevista en las Jornadas del Teatro del año pasado. Un año después, el trío de veteranos personajes de esta obra regresa para seguir dando guerra. Tres reconocidos actores dan vida a la obra y uno de ellos vuelve después de haber participado en la apertura del festival.

- Vuelta a Eibar, pero esta vez después de haber estado recientemente en el coloquio que inauguró las Jornadas.

Obra
Héroes.
Intérpretes
Iñaki Miramón, Juan Gea y Luis Varela.
Cuándo
Hoy, funciones a las 20.30 y a las 22.30 horas.
Dónde
Teatro Coliseo.
Entradas
15 euros. Agotadas para la primera función, localidades disponibles para las 22.30.

-Fue algo estupendo, volver a un sitio al que le tengo mucho cariño y en el que todo son recuerdos. Y si encima es para apoyarlo la satisfacción es mayor. Estuve muy a gusto, muy bien rodeado. A Imanol Arias me une haber compartido grupo en Narruzko Zezen, pero también estaba Pepe Sacristán y Gurutze Beitia. Fue todo muy familiar y muy cercano.

-Este fin de semana llega con 'Héroes' en un segundo intento. ¿En qué punto les llega esta actuación?

-Una obra depende del espíritu con el que la hagas. Ahora, en gira, la hacemos en fines de semana, hace unas semanas que no nos toca, y por eso coges la función con muchas ganas. No es algo del día a día, vas a un sitio y lo haces con toda la ilusión, y con los nervios de que tienes que estar muy concentrado, que no se te vaya la cabeza, y la disfrutamos muchísimo, la verdad. En Eibar además, sabiendo que van a venir compañeros de nuestra época en Narruzko Zezen, tengo una doble responsabilidad.

-Se mete en la piel de un veterano de guerra, ¿cómo se mete en este personaje?

-Uno se hace la idea de cómo es cada personaje, de sus ideas, sus condicionamientos, sus contradicciones, sus relaciones con los otros... A partir de ahí vas tirando de tu experiencia y de tu forma de ser para dar un personaje que no eres tú. Pero yo siempre suelo partir de la verdad para llegar al personaje, y por eso hay formas de decir o de hablar en las que puede parecerse a mí, aunque el personaje y yo no tengamos nada que ver.

-A lo largo de su carrera ha hecho mucha comedia, ¿es donde más a gusto se encuentra?

-Pues sí. El drama a mí me encanta, pero con la risa empiezas a sentir la energía del público inmediatamente. Ver que el público es tu cómplice te aporta mucho, y eso ayuda a que una comedia se mantenga en el tiempo. Pero la verdad es que una ficción de drama donde notas ese silencio en el que no respira nadie, es impactante. Lo que pasa es que sales más triste de la función.

-¿El público tiene la necesidad de evadirse?

-Sí, pero también un drama y una llantina te hace disfrutar y salir de la realidad. Te hace reflexionar y querer más la vida. Cada función tiene su sentido, y hay comedias en las que te ríes y ya está, y otras con las que sales tocado porque te hacen reflexionar. Yo creo que es necesaria la experiencia activa del hecho teatral, igual que un concierto o la lectura.

-¿Dónde situaría 'Héroes'?

-Yo creo que es una comedia tierna. Aparecemos tres personajes que nos hacemos querer. Son entrañables, puedes ver reflejados a tu tío, a tu abuelo o a un amigo de tu padre en la mayor cotidianidad. Son militares retirados pero igual podrían ser fontaneros o tres vagos que no han trabajado en su vida, aunque sí que tienen un concepto más militar a la hora de interpretar, eso sí que se marca. Pero lo esencial son los tres personajes que se necesitan, que se comprenden, que se enfadan entre ellos pero que a la vez son complementarios. Son tres patas de una misma banqueta.

-Llegan para actuar en el Teatro Coliseo. ¿Le trae más recuerdos el escenario de la antigua Universidad Laboral?

-Yo he disfrutado más en la 'Uni' cuando he trabajado allí por los recuerdos que me trae, por las sensaciones. El Coliseo es un teatro maravilloso, muy acogedor, se ve perfectamente y se escucha muy bien. En ese sentido la Universidad es peor para el público, pero mis sentimientos internos son más fuertes allí. De hecho, me quedaré a dormir en la Universidad Laboral.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos