La importancia del factor humano

En esta fase de renovación, desde Sostoa Abesbatza se valora «el factor humano» que ha movido al coro, «imprescindible para cualquier proyecto sociocultural». De ahí, que «además de los logros musicales, las experiencias y vivencias compartidas dentro de la comunidad del coro, todos los momentos entrañables han ido sumando en nuestras vidas. Son los que quedan en el recuerdo de todos. Es así, cómo el colectivo ha ido atesorando, sobre todo, grandes y emotivos buenos recuerdos. Porque la esencia de un colectivo es la calidad humana de los que lo integramos». Y, especialmente, se destaca que «todos vamos remando con el mismo rumbo... con un motivo en común que nos mantiene unidos. El amor a la música coral. Y con esa calidad humana de cada miembro y su aportación continuamos este proyecto a pesar de haberse producido importantes bajas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos