«El Hospital de Mendaro es un éxito en Osakidetza»

Autoridades del Gobierno Vasco, de Osakidetza, del Hospital de Mendaro, y Ayuntamientos de la comarca participaron en el aniversario del Hospital de Mendaro.
/FÉLIX MORQUECHO
Autoridades del Gobierno Vasco, de Osakidetza, del Hospital de Mendaro, y Ayuntamientos de la comarca participaron en el aniversario del Hospital de Mendaro. / FÉLIX MORQUECHO

El centro sanitario comarcal cumplió 25 años y celebró un acto con autoridades de Gobierno Vasco y ayuntamientos

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

«No tenemos otra cosa que agradecimiento y reconocimiento hacia este hospital. Sois una institución querida en la comarca. No se entendería Debabarrena sin este hospital. Gipuzkoa ha sabido crear un hospital por comarcas, cuyo modelo es el mejor y el Hospital de Mendaro es un éxito en Osakidetza», señaló el consejero de Sanidad, Jon Darpón , en el acto institucional de los 25 años de este centro sanitario. Darpón tuvo elogios para los antiguos y nuevos profesionales del centro, que nació hace 25 años en medio de una fuerte controversia política por su ubicación. Asimismo reiteró la vocación de su departamento «de atender a todos. No somos un sistema de beneficiencia, sino que somos un servicio abierto a todos los ciudadanos sean lo que sean. Este hospital es un éxito de Osakidetza y un logro gracias a todos vosotros y también de nuestros clientes, la ciudadanía», expresó.

Su trayectoria fue recordada, una vez que en 1982, el Ministerio de Sanidad aprobó la construcción del nuevo centro sanitario, el Hospital Comarcal del Bajo Deba. La construcción se inició un año más tarde. En aquellos momentos en que la comarca gozaba de una actividad industrial en auge, con una población mayor importante, la demanda de una atención sanitaria más cercana era elocuente, una vez que el centro sanitario más cercano era el Hospital Donostia.

Actividad
En 1994 atendió 24.000 consultas, 8.000 atenciones por urgencias y 800 intervenciones. Ahora presta 140.000 consultas, 32.000 urgencias y 4.000 intervenciones quirúrgicas.
Premios
A de plata en Gestión avanzada; Bikain de plata. Certificación de Riesgos laborales con AENOR y la ISSO 14.001 de Gestión Medioambiental.

Ocho años después, a finales de 1990, el Hospital de Mendaro abrió sus puertas, paulatinamente, y se prolongó a lo largo de dos años hasta equipar el centro. Posteriormente, en una segunda fase comenzaron a ponerse en marcha todos los servicios. El primer director, en la apertura, era Imanol Apalategi, presente en el acto de ayer, que comentó que «el Hospital estaba sólo con luz de obra cuando yo llegué allí. Lo más difícil fue habilitar las dependencias para un scanner». Después vino la inauguración oficial en 1993, a cargo del consejero de Sanidad, Iñaki Azkuna, en un acto que presidió el lehendakari Ardanza.

Otros responsables antiguos del Hospital señalaban que «la apertura del Hospital de Mendaro fue una estupenda oportunidad para muchos profesionales, en un momento de escasez de puestos de trabajo, ya que permitió trabajar y crecer juntos en un magnífico ambiente de compañerismo y entusiasmo. Además, por la distancia de los hospitales de referencia, había mucha patología sin diagnóstico, lo que resultaba muy estimulante».

Así, el 1 de abril de 1992 se atendió al primer paciente en el servicio de urgencias. La actividad asistencial de la época eran 875 altas, 7.827 urgencias atendidas, 24.360 consultas, 760 intervenciones, 104 partos y 6,07 días de estancia media.

Hay que recordar que antes de la construcción del Hospital las mujeres alumbraban en la clínica Maternidad de Eibar. A partir de septiembre de 1992 se puso en marcha el servicio de toco-ginecología, lo que supuso una gran mejora. El propio consejero de Sanidad recordó que «Mendaro fue el primer hospital en introducir la anestesia epidural, en 1994, un asunto sobre el que tuve que luchar mucho para implantar este servicio en un centro hospitalario público vasco durante las 24 horas del día», dijo Darpón.

No obstante, el hospital fue pionero en diferentes ámbitos. En 1997, fue el primer centro sanitario a nivel estatal en tener un certificado internacional de calidad (ISO 9002) en la cocina, liderado por el propio servicio de este área.

El incremento en la prestación de servicios del hospital hizo que en 2001 se actualizara el área quirúrgica. Se invirtieron cerca de 113 millones de las antiguas pesetas en crear el hospital de día, la unidad de reanimación y un quirófano, pasando así a disponer de cuatro quirófanos. En esta época el centro contaba con 354 trabajadores. Ya en 2004 el Hospital de Mendaro además de cumplir la ley antitabaco que entraba en vigor ese mismo año el 31 de mayo (Día Mundial Sin Tabaco) fue pionero y fue más allá de cumplir la ley, y aun permitiéndolo la ley, no se planteó habilitar una sala para fumadores dentro de las instalaciones. Hoy, 13 años después, la organización cuenta con la acreditación de plata como Organización libre de humo de tabaco.

En 2008 se inauguró la Hospitalización a Domicilio con el objetivo de acortar estancias hospitalarias y disminuir ingresos para evitar, entre otras cosas, que las personas tuvieran que ser trasladadas a otros centros en los picos de ingreso en invierno fundamentalmente y que pudieran ser tratados en sus domicilios con la misma calidad y seguridad que en el hospital (agudos, crónicos, paliativos...). «Esta Unidad es valorada muy positivamente en todas las encuestas por las personas de Debabarrena», señalan desde el Hospital

El hospital de Mendaro a lo largo de los años ha ido creciendo y mejorando la prestación de servicios y modernización y, en 2009 se abrió la Unidad de Cirugía Sin Ingreso, u Hospital de Día, que permitió una mejor asistencia a aquellos pacientes que requerían unas pocas horas de hospitalización. A finales del mismo año comenzó la obra del nuevo servicio de Urgencias que pretendía cubrir con las necesidades a futuro de los próximos 8-10 años. El servicio se inauguró en 2010.

Un importante avance llegó en diciembre de 2011, con la constitución de la Organización Sanitaria Integrada Debabarrena, una de las primeras organizaciones de Osakidetza que se integraba a los cinco Unidades de Atención primaria (Centros de Salud) y el hospital de Mendaro. Una OSI que atiende a la población de las localidades de Deba, Elgoibar, Mallabia, Mutriku, Eibar, Ermua, Mendaro y Soraluze.

Paralelamente, ha continuado trabajando en la mejora de la calidad de las prestaciones a su población de referencia. El pasado 2016 esta OSI obtuvo el reconocimiento con la A de plata en Gestión avanzada y el Bikain de plata que otorga Euskalit,la certificación de Riesgoslaborales con AENOR y la ISSO 14.001 de Gestión Medioambiental. Su deseo es el de ir hacia la obtención del reconocimiento europeo EMAS de Gestión Medioambiental.

El propio Consejero Darpón destacó la evolución positiva conseguida por el Hospital al pasar, en 1994, desde un registro de 24.000 consultas, 8.000 atenciones por urgencias y 800 intervenciones hasta las actuales 140.000 consultas, 32.000 urgencias y 4.000 intervenciones quirúrgicas. La plantilla del Hospital de Mendaro cuenta con 468 personas. En los Centros de Salud despliegan su labor 200 personas. «Todas ellas trabajan en un continuo asistencial de manera que se alcance el objetivo de máxima integración», explicó Darpón.

Más

Fotos

Vídeos