Una historia de acción para mostrar el origen de las libertades públicas

Iñaki Zuloaga presentará en Portalea la novela 'Hijos del Gran Arquitecto'. / FÉLIX MORQUECHO

Iñaki Zuloaga presenta mañana en Portalea su novela solidaria 'Hijos del Gran Arquitecto'. El último trabajo del empresario eibarrés busca también normalizar la masonería en la sociedad

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El empresario eibarrés Iñaki Zuloaga, perteneciente a la Logia masónica Altuna Nº. 52, ha editado el libro 'Hijos del Gran Arquitecto', una novela histórica que discurre entre Francia y las colonias americanas a finales del siglo XVIII. Esta es la primera obra literaria de Zuloaga, cuya presentación tendrá lugar mañana viernes, en Portalea, a las 19.30 horas.

'Hijos del Gran Arquitecto' no es una novela de intriga, ni de aventuras, ni de viajes..., «aunque tiene un poco de todas ellas», en un claro homenaje del autor a todos los géneros con los que disfrutó a lo largo de su vida de lector.

Zuloaga manifestaba que «aborda en este libro el primer debate sobre la soberanía nacional que descansa en el pueblo y la propia declaración de Independencia de los Estados Unidos que plantea de por sí cosas revolucionarias, en 1766, aunque la fama se la lleve la Revolución Francesa, como son el respeto de los derechos de la persona, en unos tiempos en los que imperaba el absolutismo. Hicieron una declaración de principicios que muchos años después fueron conquistados, y han sido la base sobre las que se trata de asentar nuestra sociedad».

La trama se ubica a finales del siglo XVIII, cuando Manex Lamark retorna a su añorada Francia después de pasar algunos años en el extranjero, tratando de rehacer su vida. A su regreso, se verá envuelto en una arriesgada misión, en la que la intriga, la traición, el amor y la masonería encontrarán su lugar a partes iguales. Una historia que comienza en París y que discurre por todo el sur de Francia, pasa a San Sebastián y Tolosa y termina en la costa este de los EE.UU. «Cuento el surgimiento de las revoluciones liberales en las que el pueblo dice 'el poder es nuestro'. Y lo ejercen después a través del sufragio universal y del parlamentarismo. De ahí nacen los estados modernos y los imperios de la ley. Y ese es el fantástico legado de la primera revolución liberal y el primer estado liberal: La República Federal de los Estados Unidos», explica Zuloaga.

Surgen libertades públicas

Por ello, el objetivo central de la novela es abordar la génesis de las libertades públicas. ¿Dónde nació la libertad de la que hoy disfrutamos? ¿Quiénes la hicieron posible? ¿Por qué ocurrieron los hechos que determinaron nuestro presente? Nada ocurre porque sí. «Detrás de estos hechos extraordinarios, que están en el origen de nuestros actuales sistemas de gobierno, se esconden extraordinarios personajes como Benjamin Franklin e inesperados sucesos que acabaron por desembocar en la independencia de los Estados Unidos, que ha determinado de manera imprescindible el futuro de nuestras sociedades», señala Zuloaga. El escritor envuelve todas estas reflexiones en una trama ágil y aventurera.

La obra retorna también al pasado de la Masonería española a la época de la clandestinidad, pues la logia Altuna, instituida en San Sebastián en el año 1932, en pleno periodo republicano, ha sido quien ha editado, publicado y difundido el trabajo. Todo esto contribuye a hacer de 'Hijos del Gran Arquitecto', una verdadera rareza en el panorama literario actual, «pero también un análisis de aspectos importantes, como las libertades públicas que hemos luchado tanto».

Los tiempos de la masonería cambian y los que siempre se ha considerado como una sociedad secreta, para Zuloaga se trata más bien de «grupos de personas discretas con un objetivo de perfección. Estamos tratando de abrir la masonería al exterior».

Así, 'Hijos del Gran Arquitecto' contiene evidentes claves relacionadas con el relato en el que se basa la Masonería desde el siglo XVIII en adelante. «Algunas de esas referencias mueven nuestros ideales por un mundo mejor». Zuloaga describe el conflicto de intereses que se desarrolla entre las logias francesas, españolas y británicas desde el momento en el que se declara la Guerra de Independencia de Estados Unidos, que es el telón de fondo histórico sobre el que transcurre esta novela.

El autor eibarrés pone sobre las páginas la contradicción que supone que una institución como la Masonería que, al menos teóricamente, aspira a la Fraternidad universal para todos los seres humanos, «se vea envuelta en una guerra abierta entre quienes desean ese futuro (es decir, los insurgentes norteamericanos) y quienes tratan de hacer lo imposible para que tal cosa no llegue a suceder».

Más

Fotos

Vídeos