Gazterobotika circulará por la comarca

Tecnología. Los escolares conocieron el mundo de los robots en el campeonato organizado en el frontón Astelena. / FÉLIX MORQUECHO

Satisfacción por la amplia participación de jóvenes que tomaron parte en este evento

A.E.EIBAR.

El campeonato Gazterobotika irá circulando en los próximos años por los diferentes municipios de la comarca del Bajo Deba, para poder acercar la ciencia y la tecnología al máximo número de escolares. El éxito de la iniciativa celebrada el pasado sábado ha generado que «tenga continuidad, en los próximos años», según expresó Cristina Zumeta de Debegesa. 97 jóvenes, de entre 8 y 16 años, repartidos en 37 equipos, de los que 36 equipos eran de Debabarrena y 1 de Urretxu, participaron en el campeonato. Esta iniciativa entraba dentro de un proyecto educativo que tiene como objetivo despertar su interés por la ciencia, la tecnología, la ingeniería, el arte y las matemáticas (concepto STEAM).

Así, Cristina Zumeta, de Debegesa, expresaba que «han descendido mucho las matriculaciones en estudios técnicos y científicos, en beneficio de las Humanidades. Por eso hemos tenido que poner en marcha esta iniciativa. Somos una comarca industrial y los jóvenes se tienen que formar en estas materias, para ocupar, en un futuro, los puestos técnicos en la industria».

En esta dirección, el concejal presidente del área de Economía, Alberto Albístegui destacó que «desde el Ayuntamiento, con este encuentro, buscábamos dos objetivos: el primero era impulsar las vocaciones científicas y tecnológicas desde edades muy tempranas, su difusión en forma de estímulo y atracción de la juventud hacia temas de contenido científico y tecnológico y, además, como una opción interesante de futuro profesional».

El segundo objetivo era también conseguir la aproximación y participación de las chicas en materias que, hasta ahora, parecían haber sido reservadas sólo a los hombres, así como el contar con una mayor presencia de la ciencia y técnica en la sociedad. «Creo que una participación del 30 % de chicas es un buen comienzo», dijo Albístegui.

Para ello, Gazterobotika contó también con una zona de ordenadores donde los niños que quisieron tenían la oportunidad de introducirse en el mundo de los videojuegos y aprender a crearlos con programas como Scratch, Kodu, Minecraft y Unity (según edades) a través de diferentes talleres impartidos por la empresa Doplay.

Entre otras actividades, el grupo Maker de Eibar escaneó objetos con una Kinect para posteriormente imprimirlos en 3D, SPC-Makeblock realizó talleres y expuso distintos robots makeblock así como drones airblock hasta llenar toda la cancha de la catedral de la pelota.

Fotos

Vídeos