Familiares de alcohólicos invitan a participar en los encuentros de Eibar

Familiares de alcohólicos comparten experiencias en los locales de la parroquia San Andrés. / FÉLIX MORQUECHO
Familiares de alcohólicos comparten experiencias en los locales de la parroquia San Andrés. / FÉLIX MORQUECHO

Los asociados a Al-Anon se reúnen lunes y jueves en locales de la parroquia San Andrés para afrontar la realidad de sus vidas

A.E. EIBAR.

Con motivo del 55 aniversario de la fundación de Al-Anon, en el Estado, entidad que agrupa a familiares de alcohólicos, se tiene previsto organizar para el mes de octubre una serie de actividades en Eibar. No obstante, sus integrantes también invitan a participar en los encuentros abiertos a toda la ciudadanía -siempre que tengan algún familiar o amigo aquejado del problema- en los locales de la parroquia San Andrés, entrada por la calle Toribio Etxebarria.

Por ello, los familiares de esta entidad se han planteado dar a conocer este grupo que lleva funcionado en Eibar desde mucho tiempo atrás. Las reuniones que organizan tienen lugar los lunes y los jueves, a partir de las 19.30 horas.

Los grupos de familiares de Al-Anon son una hermandad compuesta por cónyuges, parientes, hijos, amigos de «bebedores problemáticos, sean o no miembros de alcohólicos anónimos». La iniciativa, dirigida a familiares de personas con problemas con la bebida, brinda ayuda realizando reuniones regulares, ofreciendo un trato personal y ahondando en la realidad sobre el alcoholismo como enfermedad de la familia.

Los miembros comparten entre sí sus experiencias, fortalezas y esperanzas con el fin de solucionar sus problemas comunes, temor e inseguridad. Al-Anon es una entidad separada de Alcohólicos Anónimos. Sus objetivos son los de satisfacer las necesidades de los que creen que su vida personal está siendo afectada por la bebida.

Trabajan en el anonimato de sus miembros y no tiene afiliación ni cuotas. «Compartimos experiencias y nos ayudamos mutuamente», señalaba uno de los familiares, perteneciente a Al-Anon.

En este sentido, desde el grupo eibarrés de Al Anon inciden en que «muchas veces nos sentimos desesperados y no podemos creer que exista una posibilidad de cambio. Queremos que nuestra vida sea diferente, pero nada de lo que hemos hecho ha producido cambio alguno. Todos llegamos a Al-Anon porque queremos y necesitamos prestar ayuda y de esa manera compartimos mutuamente experiencias, fortalezas y esperanzas. El caso es que nos gustaría contar con más miembros. Los lunes viene gente, pero los jueves mucho menos. Nos reunimos para aprender a vivir una vida mejor y para encontrar la felicidad del familiar porque pensamos que si nosotros estamos bien nuestro familiar alcohólico también va a estar bien». Cada familiar toma la decisión de hablar o no durante las reuniones. A los recién llegados se les da la bienvenida a las reuniones, generalmente se les suministra literatura y se les invita a que escuchen y aprendan.

Algunos grupos ofrecen reuniones para principiantes, específicamente para los recién llegados. «Y siempre hay miembros disponibles para responder cualquier pregunta antes o después de la reunión», señalan los familiares

Para más información se puede contactar en el teléfono 650265963 o en el email: gfaarea1@gmail.com.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos