El equipo de gobierno presentará una propuesta para regenerar Txonta

El barrio de Txonta tendrá un nuevo proyecto para llevar a cabo su regeneración.
/FÉLIX MORQUECHO
El barrio de Txonta tendrá un nuevo proyecto para llevar a cabo su regeneración. / FÉLIX MORQUECHO

Este será el tercer proyecto que programa el Ayuntamiento, tras el fracaso de los anteriores que preveían 1.000 y 500 viviendas Partirá del «consenso» con el Gobierno Vasco y los propietarios de los terrenos

A.E. EIBAR.

El equipo de gobierno socialista presentará una propuesta «de consenso» tendente a «regenerar» el barrio de Txonta, según informó el alcalde, Miguel de los Toyos. La iniciativa trata de buscar el acuerdo del Gobierno Vasco y la promotora, Txonta Egizastu, que posee gran parte de los terrenos, para impulsar un nuevo proyecto. Posteriormente, esta propuesta se presentará a los partidos y a las asociaciones de vecinos, «pero con la garantía de la máxima viabilidad apoyada por sus promotores», expresó De los Toyos. En este sentido, el alcalde mantuvo que «es al equipo de gobierno al que compete impulsar la planificación urbanística y es también el mando municipal el responsable de elevar una propuesta de regeneración con todas las garantías». De esta manera, el ejecutivo municipal trata de 'no pillarse las manos' y asegurarse que el proyecto a realizar cuente con el apoyo de dos pilares importantes, como son el departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, que preside el exalcalde Iñaki Arriola, y la propiedad de los terrenos, para impulsar un proyecto de viviendas y urbanización de todo el área.

Con Txonta Egizastu

Tramitación
Será consensuado por el Gobierno Vasco, Ayuntamiento y Txonta Egizastu, «para contar con las máximas garantías de viabilidad».
Regeneración
Consistirá en la construcción de viviendas y la urbanización sobre terrenos fuera de ordenación.
Rehabilitación
Un total de 221 casas serán rehabilitadas, en un plan independiente.

Cabe recordar que en el último proyecto que se tramitó se hizo sin el consenso de una de las partes, Txonta Egizastu, que incluso presentó una demanda judicial resuelta a su favor por el Tribunal de Justicia del País Vasco.

El caso es que éste va a ser el tercer proyecto que se programa, para el área de Txonta. El primero de ellos contó con la promoción de 1.000 viviendas iniciales que fracasó en el mismo momento que estalló la 'burbuja inmobiliaria', tras notables discrepancias mantenidas con un sector de los vecinos.

Posteriormente, instituciones y vecinos tramitaron un proyecto de 500 viviendas que también se vino abajo, tras anular el Tribunal vasco este segundo plan de desarrollo urbanístico que en su momento presentó el Ayuntamiento, pero sin el apoyo de la firma Txonta Egizastu Promozioak, perteneciente a la constructora Amenabar y titular de numerosas propiedades en este barrio que se veían afectadas por el plan y que presentaron la correspondiente demanda. El Tribunal vasco anulaba la nueva modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Eibar que modificaba el área de Txonta.

Esta sentencia judicial atendía a dos de las demandas de la promotora. Por una parte, a los planteamientos sobre los estudios de calidad del suelo, y por otra, a la viabilidad económica. En esta dirección, la sentencia daba razón a Txonta Egizastu basándose en un peritaje judicial según el cual la propuesta de actuación urbanística presentada por el Ayuntamiento no garantizaba «la viabilidad económica de la operación urbanística». Todo ello, pesará sobre la propuesta final del tercer proyecto porque la falta de consenso, desde una de las partes, volvería a echar abajo el nuevo proyecto, con fatales consecuencias.

De ahí, que la propuesta que presentará el Consistorio ha originado las primeras reacciones de la oposición municipal. En principio, el PNV, por medio del edil, Josu Mendicute, incide en que «el futuro de Txonta no se puede negociar de espaldas a las y los representantes de la ciudadanía», según el portavoz del PNV, Mendicute, que muestra su «desagradable sorpresa» al conocer, mediante una pregunta en Pleno, que el actual gobierno municipal socialista «vetará» la participación del resto de grupos políticos a la hora de diseñar el futuro planeamiento de Txonta. «El planeamiento urbanístico es competencia del Pleno, y no se puede pretender diseñarlo dando la espalda a ningún agente. No vamos a aceptar que se nos vete la participación y se nos pida apoyo cuando todo esté cocido de espaldas a los grupos municipales», advierte. El edil insiste en que «el futuro de Txonta es un proyecto de ciudad, no sólo de barrio», por lo que «su futuro lo tenemos que construir desde el diálogo y el acuerdo, buscando un proyecto consensuado con el conjunto del vecindario, con empresas existentes y con entidades propietarias de edificios y solares».

La rehabilitación aparte

La intervención que presentará el PSE es independiente de la concesión de una subvención directa por un importe de 2,3 millones de euros, para la rehabilitación del barrio de Txonta. Esta proyecto piloto se enmarca en el desarrollo de la nueva política de rehabilitación, regeneración y renovación urbana integrada que impulsa el departamento de Vivienda, y se recoge en el programa de gobierno, con el fin de revitalizar barrios y áreas degradadas de nuestras ciudades y pueblos. Este programa se centra en 221 viviendas de 17 portales de la calle Txonta que precisan de importantes actuaciones de rehabilitación energética básica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos