Eibar contará con su primer bidegorri a finales de 2019

Fotomontaje del primer bidegorri de Eibar/
Fotomontaje del primer bidegorri de Eibar

La obra cuesta con un presupuesto de 5,1 millones y podría comenzar a finales de este año

ALBERTO ECHALUCE

El primer bidegorri que se ejecutará en Eibar será una realidad para finales del 2019, después de construirse un total de cinco pasarelas, colindantes al río y en algunos tramos por debajo de la autopista.

Las obras saldrán a licitación en los próximos meses, después de haber finalizado el departamento de Movilidad de la Diputación Foral de Gipuzkoa la redacción del proyecto. En principio, para finales de este año se iniciarán los costosos trabajos que cuentan con un presupuesto de 5,1 millones de euros.

El carril ciclista y peatonal parte de Elgoibar, justo desde el punto de finalización de este tramo, para después atravesar el río con una pasarela paralela al puente del tren en Maltzaga. El elevado coste del proyecto se explica en gran parte por la necesidad de tener que superar el cauce del río. Como solución se ha optado por pasarelas que transcurren junto a la vía del tren y el carril continuará por debajo de la autopista AP-8, para volver a cruzar hacia la N-634 y después seguir por las empresas Agme y Apalategi, para desembocar en las proximidades de Lidl.

El bidegorri discurrirá en algunos tramos por debajo de la autopista
El bidegorri discurrirá en algunos tramos por debajo de la autopista

Tres metros de ancho

La orografía y las infraestructuras existentes harán que cinco pasarelas, dos de ellas con más de 80 metros de longitud, crucen el río Ego por un lado y el río Deba y la carretera Gi-627 por otro.

La diputada de Movilidad, Marisol Garmendia, y el alcalde Miguel de los Toyos han presentado este miércoles el proyecto a los medios de comunicación y a un grupo ciudadano de la Escuela de la Experiencia que en el año 2014 recogió firmas para posibilitar la ejecución de un bidegorri en Eibar. Junto a las bases del proyecto se dio a conocer un vídeo que muestra los diferentes tramos por los que transcurre el carril de coexistencia entre ciclistas y peatones, con un ancho de 3 metros.

El alcalde Miguel de los Toyos ha agredecido a la diputada de Movilidad el «gran el trabajo realizado en la puesta en marcha de este proyecto que en esta legislatura, por fin, ha recibido el definitivo apoyo para hacerlo realidad». De los Toyos ha afirmado que «con la construcción de este bidegorri cumplimos la expectativa que, desde hace muchos años, tiene la ciudad y que ha formado parte de la agenda política foral durante mucho tiempo».

En este sentido, la diputada de Movilidad, Garmendia, ha expresado que «Eibar siempre ha estado vinculada a la industria armera y también a las bicicletas, pero nunca había llegado a contar con un bidegorri. Sin embargo, con la construcción de este proyecto conseguimos satisfacer un déficit histórico, un anhelo de toda la ciudadanía de Eibar y de toda la comarca de Debabarrena de contar con una infraestructura de movilidad sostenible y saludable que potenciará de manera decidida la utilización de la bicicleta».

«Peor dotadas»

En este sentido, Garmendia, expuso que «para la Diputación de Gipuzkoa es una prioridad potenciar la bicicleta como medio de transporte cotidiano, en donde contamos con una red de 200 kilómetros de bidegorri, siendo un referente único». Sobre el alto coste de ejecución, Garmendia expresó que «es una apuesta estratégica, una vez que esta comarca de Debarrena es una de las peor dotadas de bidegorri». Asimismo, el alcalde De los Toyos, apuntó que aunque «construir una vía de 2 kilómetros con un coste de 5,1 millones puede parecer una barbaridad, es un proyecto necesario que sirve para empezar en el camino de la utilización de la bicicleta como eje de movilidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos