«Ella ha demostrado que es capaz de cumplir su trabajo perfectamente»

Nuria Ruiz, en el centro, con sus familiares y responsables de Pauso Berriak y Ayuntamiento.
/MORQUECHO
Nuria Ruiz, en el centro, con sus familiares y responsables de Pauso Berriak y Ayuntamiento. / MORQUECHO

El Ayuntamiento incorpora una trabajadora a través del programa Pauso Berriak Las labores que ya venía desarrollando tendrán continuidad al pasar de un programa de formación a una situación de empleo

FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

Nadie quiere estar haciendo prácticas de por vida y saber que el trabajo de uno cubre una necesidad es importante. Por eso Nuria Ruiz estaba ayer «feliz y contenta». A partir de ahora seguirá desempeñando el trabajo que venía haciendo en el Ayuntamiento, pero algo ha cambiado. Un contrato de prestación de servicios suscrito entre el consistorio eibarrés y el programa Pauso Berriak, que desarrollan Gureak y Atzegi, permitirá que Nuria disfrute del puesto de trabajo que se ha ganado.

El Ayuntamiento de Eibar es el segundo, tras Beasain, que se apunta a esta fórmula para sumar a su plantilla a una persona con una discapacidad intelectual. «El paso del tiempo ha demostrado que nosotros tenemos la necesidad de que alguien haga ese trabajo en el Ayuntamiento, y ella nos ha demostrado que es capaz de cumplirlo perfectamente» explicaba ayer el alcalde, Miguel de los Toyos, que defendía la necesidad de hacer visible esta acción ante la sociedad. Acudieron también Fran Navarro e Idoia Malkorra, de Pauso Berriak, así como Eduardo Ruiz y Sara Rivera, hermano y tía respectivamente de la protagonista.

Nuria Ruiz es una de las personas que en el año 2010 entró a formar parte del programa Pauso Berriak. «Las familias veían la necesidad de encontrar oportunidades laborales en un entorno laboral ordinario» explicó Navarro. Sus prácticas de trabajo se ampliaron en 2011 mediante un nuevo convenio pero el acuerdo alcanzado ahora supone un paso más. «Pasa de estar en formación a estar en una situación de empleo».

«Puntualidad, seriedad, responsabilidad... en eso no ha habido que enseñarle nada»

El trabajo que desarrolla Nuria Ruiz alterna el Ayuntamiento con la casa de cultura Portalea. En ambos puntos desarrolla tareas de correo interno, oficina y fotocopias. «Independientemente de las actividades propias de un puesto de trabajo hay unas cuestiones básicas para cualquier empleo, como son la puntualidad, la seriedad, la responsabilidad... y en eso no ha habido que enseñarle nada», remarcó De los Toyos.

La familia de Nuria Ruiz estuvo presente en la presentación de ayer y su hermano Eduardo apuntaba que «sabía que Nuria puede dar mucho de sí. En su día hablamos con ella sobre la posibilidad de que trabajara en el Ayuntamiento y le produjo una emoción enorme». Ahora su jornada laboral empezará y acabará en el Ayuntamiento, ya que anteriormente seguía acudiendo a los talleres Gureak de Matsaria. Sin embargo el hecho de mejorar sus condiciones no le hace perder perspectiva, y aprovechará las tardes para continuar formándose en terrenos como la informática.

El acuerdo presentado ayer supone la certificación de que ambas partes, empleador y empleada, están satisfechas. Por eso se presentaba como una oportunidad extrapolable a cualquier empresa. En Eibar son media docena de personas las que ejercen distintos trabajos mediante el programa Pauso Berriak, «y esto es un reconocimiento para una persona que se lo merece».

Fotos

Vídeos