«Se tienen que cumplir los convenios de 2016»

EAJ-PNV llegó a un acuerdo presupuestario con el PSE-EE en 2016, basado principalmente en acciones para la regeneración económica y urbanística, que incluía un Plan de Empleo, la incubadora de empresas de Tekniker, un estudio sobre la industria y becas para personas emprendedoras, para la generación de más y mejor empleo, y acciones para la mejora de la accesibilidad y estética urbana como los ascensores de Jardiñeta y Birjiñape, ampliaciones de aceras en Errebal, Pagaegi o Iparragirre, etc, con un montante de inversiones que superaba el millón de euros. «Exigimos la ejecución inmediata de los acuerdos de 2016 para afrontar con seriedad los compromisos de 2018», advierten desde las filas abertzales.

En 2017 ambas formaciones no alcanzaron acuerdo alguno, aunque el PNV se abstuvo en el Pleno de aprobación del presupuesto. «Lo deseable es que lleguemos a acuerdos amplios, y no fue posible; pero lo que no quiero para mi ciudad es que su Ayuntamiento no cuente con presupuestos. El PNV aboga por la estabilidad institucional. El PNV actúa con altura de miras y pone el interés de la ciudad por encima de los intereses partidistas. Nunca hemos emprendido una estrategia de bloqueo y me niego a hacerlo ahora», adelanta Mendicute. «En el borrador que nos han entregado hemos detectado cambios que veníamos reclamando y quiero interpretarlo como un gesto». Desde las filas del PSE se habían enviado diferentes mensajes al PNV para tratar de reeditar en Eibar los acuerdos que se mantienen en otras instituciones, tales como en Gobierno Vasco y la Diputación, sin conseguirlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos