Cuatro nuevos ascensores para 2018

Accesibilidad. Zona prevista para la colocación de un ascensor entre las calles Tiburcio Anitua y Karlos Elgezua, en el barrio de Amaña./FOTOS FÉLIX MORQUECHO
Accesibilidad. Zona prevista para la colocación de un ascensor entre las calles Tiburcio Anitua y Karlos Elgezua, en el barrio de Amaña. / FOTOS FÉLIX MORQUECHO

Está previsto instalarlos en Jardiñeta, San Cristóbal, Karlos Elgezua y al final del paseo de Amaña

ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

El equipo de gobierno socialista ha presentado a los grupos municipales el borrador del presupuesto municipal para 2018, en el que incluye la puesta en marcha de cuatro ascensores, en diferentes puntos de Eibar. Los puntos en los que se instalarán dichos ascensores son: Jardiñeta 29-31-33-35; un segundo que llegará hasta San Kristobal, desde la trasera de la casa de Potosio; otro más en Amaña, desde Karlos Elgezua, número 1, hasta Tiburcio Anitua, 1-2; y el cuarto ascensor irá desde el final de esta última calle, para solventar las escaleras que van desde las próximidades de la gasolinera al paseo de Amaña.

En principio, el borrador del presupuesto municipal reserva 1,3 millones de euros para acometer los trabajos de los cuatro proyectos.

Desde el Ayuntamiento, se pretende seguir avanzando en los planes de accesibilidad y la mejora de la conexión de los barrios. Para ello, se ha diseñado este nuevo plan de instalación de ascensores, en base a las peticiones que se vienen cursando en las reuniones de barrio, en donde también se tiene en cuenta las mejoras que puede contar la implantación de este tipo de equipamientos, en zonas de difícil acceso y con gran población.

Igualmente, desde el Consistorio, en vista del elevado mantenimiento de las escaleras mecánicas, cifrado en 425.000 euros al año, se ha optado por los elevadores, dado que suponen a las arcas municipales una cantidad notablemente menor, cercana a los 20.000 euros.

Por ello, en cuanto a las zonas que podrán contar con ascensores serán las de la parte alta de Jardines, 29-31-33-35, en las casas más próximas a la variante. Anteriormente, los vecinos de la parte alta de Jardines, Muzategi y Aldatze decidieron, en una consulta, la ubicación más idónea para construir un ascensor en esta zona, entre dos alternativas: o por el callejón de Telefónica o por Muzategi. Finalmente, decidieron contar con un elevador desde el primer punto, proyecto al que se le unirá la urbanización de la zona. No obstante, quedaba por solventar los accesos a los números, más altos, los 29, 31, 33 y 35, que ahora están unidos por unas escaleras, con una pronunciada pendiente. Para ello, se ha previsto instalar un ascensor en este punto que, unido a la mejora de la cuesta de entrada al barrio, supondrá un salto notable para contar con unos accesos acordes, una vez que Jardiñeta era el barrio más alto, pero que sólo contaba con escaleras mecánicas, desde un punto. El alcalde Miguel de los Toyos apuntó ayer que «vamos a encargar la elaboración de un Plan de Accesibilidad que pemitirá marcar las prioridades convenientes, en la mejora de los accesos a los diferentes puntos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos