El PSE considera que «hizo un buen trabajo» al rescindir el contrato de Errebal

Los responsables del PSE, Ana Tellería y Jon Iraola. /  FÉLIX MORQUECHO
Los responsables del PSE, Ana Tellería y Jon Iraola. / FÉLIX MORQUECHO

Los socialistas creen que el resto de grupos ha utilizado el tema «para desgastarnos»Solicitan a la oposición que se pronuncie «tras las dudas arrojadas» por la labor realizada por el equipo de gobierno

A.E. EIBAR.

Tras el dictamen emitido por la Comisión Jurídica Asesora del Gobierno Vasco (COJUA) en el que se ha dado la razón al Ayuntamiento en el proceso de resolución del contrato de ejecución del proyecto de Errebal, el PSE-EE de Eibar ha querido reivindicar el papel que ha realizado el equipo de gobierno en este tema.

El secretario general del PSE, Jon Iraola, ha subrayado que «si bien el equipo de gobierno estaba seguro de que la decisión de romper el contrato con la constructora Dragados era la correcta, el informe emitido por la comisión asesora, órgano consultivo independiente integrado por los servicios jurídicos del Gobierno Vasco, ha confirmado la decisión del Ayuntamiento y señala que la misma está plenamente justificada y basada en que Dragados incurrió en un incumplimiento culpable del contrato, tal como lo ha ratificado la COJUA».

Por estos motivos, Iraola señalaba que «me gustaría reivindicar el buen trabajo del equipo de gobierno y de los técnicos municipales porque, por fin, y gracias al dictamen de dicha comisión se ha puesto negro sobre blanco, y lo dictaminado por este órgano independiente nos reconforta aún más».

En segundo lugar, Iraola se preguntaba «dónde se encuentran los representantes de los partidos políticos del Ayuntamiento que tantas dudas han arrojado siempre sobre la gestión que el equipo de Gobierno estaba realizando del Proyecto de Errebal».

Así, exponía que «el equipo de Gobierno, como buen gestor del proyecto que es, ha venido lidiando durante años con un Dragados que no hacía más que poner trabas en la ejecución del proyecto. Hasta llegar al convencimiento de que la constructora no tenía intención de acabar el proyecto porque perdía dinero».

Junto a ello, explicó Iraola que «Dragados se adjudicó la obra de Errebal con una oferta económica muy inferior a la establecida en los pliegos de contratación». En este punto, se incide que «el proceso de adjudicación está sujeta a las prescripciones legales correspondientes y a lo previsto en sus bases, todas las cuales se han respetado escrupulosamente. Y además, no fue la única empresa que participó en el concurso con bajadas importantes respecto al importe fijado en los pliegos de licitación».

«Modificar el proyecto»

Tras adjudicarse a Dragados la obra con una oferta económica de un baja del 40 por ciento sobre el precio de licitación, Iraola explicó que «la constructora pretendió, desde un principio, modificar el proyecto a su interés, como le convenía, para hacerlo económicamente viable, aduciendo que había defectos en el proyecto, defectos que el equipo de gobierno entendía que no existían y que el órgano independiente ha ratificado. Nos da la razón».

Así, insistía Iraola en que «el equipo de gobierno se ha negado en redondo desde un principio a las pretensiones de Dragados. Y, si se aceptaran algunos cambios iban a ser los justos y necesarios, siempre para mejorar el proyecto, pero no para que Dragados ganara dinero ni para cuadrar sus cuentas». Por ello, Iraola, explicaba que «el equipo de gobierno no está para atender los intereses de Dragados. Está para defender los intereses de los eibarreses y hacer que el proyecto, fruto de un proceso de participación ciudadano, se ejecutara en los términos correspondientes y con las calidades y plazos fijados. Ese sigue siendo precisamente -dijo Iraola- el compromiso del PSE- EE, de dotar a Errebal de un equipamiento a la altura de lo que la zona y la ciudad merecen. Por ello, cuando ha habido que tomar la difícil decisión de romper el contrato era la decisión que había que hacer».

«Buscar rédito político»

Por su parte, Ana Telleria, secretaria de Organización del PSE-EE, explicó que «lo más grave de todo es que el resto de partidos políticos del Ayuntamiento eran plenamente conocedores de todo lo que solicitaba Dragados y, en lugar de reconocer la realidad han utilizado el tema de Errebal como arma para desgastar al equipo de gobierno». Tellería acusaba al resto de grupos de «buscar rédito político, y les ha dado igual que Dragados fuera el responsable del problema, y quien perjudicaba a nuestra ciudad, y más irónico es que, esos mismos partidos, nos acusan a los socialistas de ocultar la verdad».

Finalmente, Tellería subrayó que «el dictamen de la Comisión es claro y ha puesto a cada uno en su sitio, a Dragados y al resto de partidos políticos, los cuales ni se han pronunciado respecto al dictamen en cuestión».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos