El CD.KA 1173 Saskibaloia lucha por tener un sitio en el deporte eibarrés

El Katu Kale estuvo muy cerca del ascenso, con una valoración positiva de la temporada, y buscará dar un salto.
El Katu Kale estuvo muy cerca del ascenso, con una valoración positiva de la temporada, y buscará dar un salto. / FÉLIX MORQUECHO

Iñaki Sánchez, técnico del Katu Kale, considera que «el baloncesto tiene su sitio en Eibar» Ha creado una escuela para promocionar este deporte y busca savia nueva para el relevo generacional

DV EIBAR.

«El baloncesto tiene su sitio en Eibar», esta una frase que resume todo y se traduce en ese ingente trabajo que viene desplegando el CD.KA 1173 Saskibaloia de Eibar, club que se fundó hace 13 años y que es el único en la ciudad armera que representa a este deporte. Iñaki Sánchez, además de entrenador del equipo Katu Kale, que es la firma patrocinadora del cuadro que milita en la Tercera División de Gipuzkoa, tiene una actividad multidisciplinar, además es secretario y vocal.

Una de las novedades de la pasada temporada, importante por su significado, ha sido la creación de una escuela de baloncesto dirigida por Enrique Vicente y Alex Echeverria, dos padres amantes de este deporte que tratan de edificar un proyecto que esperan que germine con nuevas generaciones que mantengan viva la llama del baloncesto en Eibar. Está abierta a todos los niños y niñas y es en el polideportivo de Ipurua donde se dan las clases.

«Contamos con 30 niños y niñas en la escuela que poco a poco están dando sus pasos, confío en que irá creciendo, somos conscientes que nos va a costar penetrar en Eibar pero pensamos que tenemos nuestro nicho. Necesitamos un relevo generacional, los que estamos en el equipo sénior vamos ganando en edad y hay que buscar savia nueva», afirma Iñaki Sánchez. El trabajo es duro porque hay poca gente, «esta es una labor de voluntariado y con pocos recursos económicos, gracias a dos padres que les gusta el baloncesto y a que uno de ellos ha jugado en la ACB podemos mirar hacia adelante con la escuela, pero somos optimistas».

El baloncesto está en el multikirolak como modalidad individual y el club armero quiere modificarlo a deporte de equipo, es una de las metas fijadas a futuro. Iñaki Sánchez, que lleva practicando baloncesto desde los 14 años, recuerda los partidos que se jugaban en el polideportivo hace 30 años con un campeonato de equipos aficionados en el que había hasta 24, también recuerda que la JD Arrate tuvo dos equipos federados que tuvieron limitada vida. «Queremos revitalizar el baloncesto en Eibar, este es un deporte saludable, exigente en el que se gana mucha coordinación. Es un deporte de compañerismo y de estar muy activo a lo largo de un partido, muy dinámico. Además, en edades inferiores rotan todos, es divertido y puede jugarse de manera mixta», apunta el técnico. Un objetivo para la próxima temporada es que los niños y niñas de la escuela compitan, los benjamines en el Campeonato de Gipuzkoa de escuelas de baloncesto y los alevines de manera federada, que pueden jugar equipos mixtos, que bien podría ser el caso del club armero.

Subir a Segunda Provincial

En cuanto al primer equipo, la meta es ascender a Segunda Provincial. En la pasada campaña a punto estuvo de subir, por un punto no pudo lograrlo en la eliminatoria final ante el Internacional de Intxaurrondo.

«La temporada pasada fue buena, cuenta con una valoración positiva. Fuimos campeones de la Copa de Gipuzkoa de Tercera división, hicimos un campeonato liguero bueno y nos metimos en la promoción, hasta el final tuvimos posibilidades de ascender. En la siguiente campaña lo intentaremos, lucharemos por el mismo objetivo y a ver si podemos, por fin, estar en Segunda Provincial», resalta Iñaki Sánchez, que seguirá al frente del equipo durante una temporada más.

Fotos

Vídeos