El catálogo de armas, también en euskera

El presidente del área de Cultura, Patxi Lejardi, presenta a Alfontso Mujika e Igor Goñi en la charla del Museo de Armas. / FÉLIX MORQUECHO
El presidente del área de Cultura, Patxi Lejardi, presenta a Alfontso Mujika e Igor Goñi en la charla del Museo de Armas. / FÉLIX MORQUECHO

Se trata de la versión digital y Alfontso Mujika Etxeberria se ha encargado de la traducción

A.E. EIBAR.

El Museo de Armas de Eibar ha sido escenario de la presentación del catálogo digital en euskera que el pasado año se editó, tras un exhaustivo trabajo, en castellano y en papel. En este caso será una edición electrónica que se podrá consultar a través de la web del museo, en la dirección armia-eibar.eus.

La cita sirvió para conocer el catálogo de armas digital y cómo acceder a la información que contiene. En el acto de presentación tomaron parte Alfontso Mujika Etxeberria, encargado de esta traducción, que explicó todo el trabajo que había realizado, «muy difícil» una vez que no existía una terminología específica relacionada con las armas. «Lo que existe en euskera sobre armas es muy generalista. Esto hace más complicado el asunto porque la terminología vasca no entra al detalle para llevar a cabo la traducción en un catálogo. Los términos son genéricos. Falta un diccionario específico aunque he visto en el museo algunos manuales de instrucciones que son tan específicos que carecen de su correspondiente traducción. Un ejemplo podrían ser palabras como 'expulsor' o 'extractor'. Son tan diferentes en las armas que todo ello hace más complicado si cabe llevar a cabo una traducción detallada».

Por su parte, Igor Goñi, profesor de Economía de la UPV, habló sobre la armería eibarresa destacando los museos que alojó la Escuela de Armería, «en donde se depositaban auténticos secretos de la fabricación que sólo se daban a conocer a sus alumnos». Por otro lado, Goñi también dio a conocer la relación existente entre las armas de Eibar y los reyes de España. «Venían los monarcas a comprarnos armas para suministro de sus ejércitos. Las armas de Eibar eran de guerra, mientras que en Cataluña y otros sitios sólo se hacían armas decorativas». Este suministro armero en las Guerras Carlistas y las Machinadas hizo que floreciera este sector. Pero una vez que se suprimieron los encargos a la fábrica La Euscalduna, de Soraluze, una firma privada, en favor de las estatales de Trubia y Armero, el sector del Bajo Deba se vino abajo. «Esto hizo que los armeros se reconvirtieran hacia el revólver y la escopeta», explicó Goñi.

Colección creciente

Todos aquellos años de trabajo de los eibarreses requerían por ello un catálogo, compuesto por las 270 piezas que aloja el museo, aunque en el fondo histórico hay otras 860 armas alojadas. El crecimiento que ha sufrido la colección de armas de Eibar desde la apertura del Museo de la Industria Armera en 2007 es tal que era imposible de abordar la catalogación de todas las piezas en un tomo.

Además el catálogo de la exposición de armas, presentado en mayo de 2017, supuso el relevo a los tres anteriores. El primero de ellos, un volumen sobre la colección de armas de Eibar, databa del año 1914, y hubo una segunda edición en 1964, junto con otra en 1984. De hecho, los catálogos anteriores recogían la integridad de las colecciones de armas existentes.

Los capítulos actuales reflejan las salas del museo, desde las primeras piezas de los siglos XV y XVI hasta los modelos de finales del siglo XX y también algunas del siglo actual. En las descripciones se descubren todas las características técnicas sobre dimensiones y calibres, pero también sobre la empresa que fabricó un arma y la historia que esconde.

Cada ficha se acompaña de una serie de fotografías, tanto generales como de detalle, trabajo que José Luis Valenciaga, autor del catálogo en castellano, ha compartido con dos fotógrafos eibarreses, José Valderrey y Josu Torrealday, aparte de la catalogación armera.

Mucha colaboración

Por su parte el presidente del área de Cultura, Patxi Lejardi, destacó la labor de José Luis Valenciaga, encargado de plasmar en el catálogo un estudio detallado de cada pieza. «Son suyas también algunas de las imágenes que se publican, a las que se suman las realizadas por los fotógrafos José Valderrey y Josu Torrealday».

Lejardi también destacó la colaboración de Iñaki Alberdi, profesor de la Escuela de Armería, de José María Peláez, profesor de la Universidad de Vigo y autor del libro 'Armería vasca en el siglo XIX', por los artículos publicados en el catálogo, así como de Marta Gómez, gerente de la Asociación Armera, y de Javier Iza-Goñola, doctor en Geografía e Historia, como los de Goñi y Mujika, participantes en la presentación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos