La bomba que cayó en O´Donnell «ni explotó con el impacto ni en su recorrido»

Ego-Ibarra. Los bombardeos de Eibar contaron con una serie de actos de recuerdo. /  FÉLIX MORQUECHO
Ego-Ibarra. Los bombardeos de Eibar contaron con una serie de actos de recuerdo. / FÉLIX MORQUECHO

El investigador Federico Rodríguez ofreció una charla organizada por Ego- IbarraLos numerosos asistentes conocieron los resultados en base a fundamentos físicos

A.E. EIBAR.

La bomba que cayó en la antigua calle O´Donell, hoy Ego-gain, «ni llegó a explotar, en el momento del impacto con el terreno, ni a lo largo de su recorrido, ni tampoco al impactar con el suelo del túnel», según la disertación de Federico Rodríguez que ofreció una conferencia, organizada por la comisión Ego-Ibarra. La charla llevaba por título 'Explotó la bomba de la calle O'Donell, ¿sí o no?'.

Los asistentes conocieron los resultados de la investigación de Rodríguez a partir de las dos hipótesis planteadas como si fuera un problema de Física por el investigador: que la bomba explotase en el exterior del túnel -o refugio número 14 de Eibar- o que explotara en el interior del mismo; y, la segunda, que la bomba no llegara a explotar; posibilidades ambas profusamente documentadas y analizadas mediante cálculos matemáticos.

El objetivo principal del trabajo no era analizar el número de personas fallecidas, sino hacer una reflexión sobre el número tan elevado de personas fallecidas y los daños físicos, tan escasos, que el autor ha apreciado en el punto de impacto y su entorno.

Desde un planteamiento original, Federico Rodríguez recomendó a los asistentes a tomar las conclusiones con prudencia, como una primera aproximación técnica que trata de esclarecer el hecho.

En un artículo periodístico

El público eibarrés mostró interés por la charla surgida por la investigación realizada por Rodríguez, en base a un artículo de EL DIARIO VASCO, del 1 de mayo de 1937, en el que se recogía: «tremendo hoyo que produjo una bomba, la cual perforó unos tres metros y rompió una alcantarilla...». Asimismo, Santiago Arizmendiarrieta en sus memorias, refiriéndose a los fallecidos añadió que la bomba produjo unos «cien muertos o más».

Rodríguez Cabezón nació en Sestao en 1938, ingeniero de formación y profesión, en su larga trayectoria ha trabajado y participado en diversos proyectos, siempre en el área eléctrica. Su andadura laboral comenzó en Los Altos Hornos de Bizkaia y estuvo allí hasta el año 1964, cuando pasó a la empresa Sniace. En 1972 comenzó a trabajar en la empresa Sener Ingeniería y Sistemas. En sus cincuenta años de actividad laboral ha tomado parte en diferentes proyectos, entre otros: Central Nuclear de Lemoniz, Proyecto de la Central Nuclear de Chasma en Pakistan, Proyecto aeroespacial Eureka, Sección de Electricidad e Instrumentación de Las Arenas, Getxo.

Sobre cuestiones de la guerra

Desde su jubilación, en 2002, ha dedicado una parte importante de su tiempo a investigar cuestiones relacionadas con la Guerra Civil española. Por un lado, para sacar del olvido a personas represaliadas durante la guerra, y, por otra, con el ánimo de realizar exhaustivos análisis sobre otras cuestiones relacionadas con la contienda.

Uno de sus últimos trabajos es la explosión en el refugio de la calle Santa María, en el bombardeo de Gernika, así como algunas notas sobre la historia de Sestao, bombardeos aéreos, 1936/1937

El investigador vizcaíno ha analizado también pasajes de la historia de nuestra ciudad. Ha abordado la figura y la trayectoria de Alejandro Telleria, quien fuera alcalde de Eibar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos