«Su bolaño tolera bien en Eibar el otoñal obús»

El escritor Màrius Serra hacia referencia en una columna publicada la semana pasada en 'La Vanguardia' a la cantidad de palíndromos con los que los aficionados habían dado la bienvenida a la celebración del encuentro en Eibar. El hecho de que el propio nombre de la ciudad leído al revés sea ya una palabra, 'rabie', fue el primer paso. «Ana irá a Eibar, Adán. Allí peca la nena, la nena la cepilla... Nada rabie a Ariana», «A su museo rehusar, en Eibar? Ah -sonríe- ir nos hará bien. (Era su héroe, su musa)», «Rabien esas orejetas, eibarreses, reconocerse, ser rabí. Esa teje rosas en Eibar», «¡Aserrá bien, eibarresa!» son algunos de los que se han escrito, y también alguno apela al carácter armero de la ciudad con 'Su bolaño tolera bien en Eibar el otoñal obús'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos